Mercados

El pesimismo se instala en las expectativas de beneficios

Los analistas se muestran cada vez más pesimistas con los resultados empresariales. Según el consenso de Thomson Reuters, los beneficios del S&P500 caerán un 35,7% en el segundo trimestre y un 44% los del Stoxx 600.

La temporada de resultados comenzó oficialmente el pasado ocho de julio con la presentación de las cuentas del gigante estadounidense Alcoa. En la última semana, las previsiones de beneficios manejadas por los expertos para el conjunto del S&P500 ha empeorado ligeramente pasando de una caída esperada del 35,5% al 35,7%.

Este ligero descenso puede atribuirse principalmente a ligeras revisiones a la baja de las estimaciones de una serie de empresas del sector financiero. A juicio de Juan Ignacio Crespo, de Thomson Reuters, este ligero pesimismo tiene que ver con "la inercia que ya viene del primer trimestre" aunque cree que "los resultados reales no serán tan malos".

Según los datos manejados por Thomson Reuters, se espera que diez sectores del S&P500 registren caídas en sus ingresos en el trimestre, lo que supondría la primera vez desde que Thomson Reuters empezó a hacer el seguimiento de los resultados por sectores en 1998. Materiales, energía, industria y finanzas son los sectores que registrarán tasas de crecimiento más bajas en el segundo trimestre.

En cuánto a las previsiones para los resultados de las empresas que forman el Stoxx 600, éstas se han visto afectadas por la continua incertidumbre sobre la recuperación económica tras conocerse el paro de junio en EE UU. Así, los analistas esperan una caída de los beneficios europeos del 44,8%. Esta previsión es inferior de un descenso del 40%.