Previsiones

El BBVA augura una salida de la crisis para el 2010

El consejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, ha opinado hoy que la "rapidez y contundencia" con las que las autoridades mundiales han reaccionado ante la actual crisis global "nos va a llevar a que en el año 2010 tengamos una salida de la crisis".

El consejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri
El consejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri

Goirigolzarri ha hecho esta reflexión en el marco del ciclo "El mundo después del crash", organizado en el Palacio de Miramar de San Sebastián, sede de los Cursos de Verano de la UPV y en el que también participarán a lo largo de la semana personalidades como el comisario europeo de Economía, Joaquín Almunia, o el ex ministro y presidente de la Fundación Euroamérica, Carlos Solchaga.

Durante su intervención, el directivo del BBVA ha hecho un repaso de las causas que han motivado la crisis global actual, una de las más graves desde el "crack" de 1929 y la Segunda Guerra Mundial, si bien ha opinado que a finales de 2009 o principios de 2010, los Estados Unidos (EEUU) podrían "ponerse en signos positivos" y empezar a "arrastrar" al resto del mundo en su salida de la crisis.

En el caso de España, ha considerado que estos "signos positivos" se demorarán aún varios trimestres y no empezarán a percibirse hasta "bien entrado 2010".

BBVA 5,13 2,64%

Ha insistido no obstante en el "protagonismo" de los EEUU en la salida de esta coyuntura, ya que es la nación a la que todos están "mirando" y será "la locomotora que saque al mundo de la crisis".

"El resto de países, por muy importantes que sean, como es el caso de China, no tienen la dimensión suficiente como para suponer una tracción de la economía internacional", ha aclarado este experto, antes de advertir de las "dudas" que aún persisten "sobre la fortaleza de la recuperación" y "el vigor de la salida", ya que 2009 aún será "un año perdido y con fuertes caídas de PIB".

"En España -ha concretado-, con los datos que estamos viendo, la sensación es que la caída libre ha desaparecido y que estamos tocando fondo, pero eso no significa que el PIB no siga disminuyendo o que la tasa de desempleo no siga subiendo".

En cualquier caso, ha explicado que la situación española ante la crisis "es básicamente similar a la del resto de países", si bien "tiene unos elementos diferenciales" como su "elevado apalancamiento" debido al "déficit" de su "cuenta corriente".

Goirigolzarri ha citado también entre estas "importantes peculiaridades" la fuerte "exposición" de nuestra economía "al sector de la construcción" y su condición de "trabajo-intensiva", que le lleva a generar "muchísimos puestos de trabajo" cuando "crece con fuerza" pero que cuando tiene "desaceleraciones" los destruye.

A pesar de esta situación, el consejero delegado del BBVA ha asegurado que España debe ver el actual momento de crisis como una "oportunidad" para salir "reforzada" de esta coyuntura.

Para ello ha propuesto rebajar la factura energética, desarrollar sectores clave, trabajar en la liberalización de la economía desde el punto de vista de productos y servicios, "obsesionarse" con conseguir "un mercado único", y hacer una reflexión sobre la estructura de su mercado laboral.

España, ha dicho, "no parte de cero", ya que cuenta con sectores con mucho "vigor" como la banca, las energías renovables, la construcción civil, la automoción, los bienes de equipo y la transformación de alimentos, entre otros.

La reducción de las necesidades de financiación y la mejora de la competitividad y del modelo productivo son, a juicio de este experto, otros de los retos de nuestra economía.

Goirigolzarri se ha mostrado confiado en que la crisis económica global "pasará", si bien ha augurado que "la configuración del sistema financiero internacional cambiará" y conllevará "un proceso de desapalancamiento, una mayor presión regulatoria, una superioridad de los modelos de banca minorista y la reestructuración y consolidación de las entidades" bancarias.