CincoSentidos

De acampada con mayordomo y Wifi

La unión del camping y el lujo extremo es ya una realidad. Se llama 'glamping' y está pensado para los fanáticos del confort.

Tanto si pertenece usted a ese selecto grupo de viajeros que no tiene que buscar ofertas para irse de vacaciones, como si le gusta fantasear con todo aquello que no puede pagar, ahí va una buena noticia: el sueño de unir el camping y el lujo extremo es ya una realidad. Se llama glamping -glamour camping- y es la solución perfecta para todos aquellos que sueñan con emular a escritores como Karen Blixen o Rudyard Kipling, exploradores como Burton y Speke, o legendarias aventureras como Gertrude Bell, sin apenas despeinarse.

Porque en el glamping, los mosquitos, las arañas, el calor, las estrecheces y la humedad dejan paso al mayordomo, los colchones de plumas tamaño king size, el Wifi, el televisor de plasma, el jacuzzi y los muebles victorianos. ¿Caro? Depende de sus prioridades. Bastante más que un camping de playa, pero algo menos que un Madrid-Nueva York en primera clase.

Seguir la migración de los animales

Las agencias internacionales especializadas en viajes de autor llevan tiempo ofreciendo esta propuesta a sus clientes. No importa lo que se esté buscando, las posibilidades son casi ilimitadas: desde lodges con todas las comodidades hasta tiendas de campaña móviles que se trasladan según los movimientos migratorios de los animales. Instalaciones de diseño, aire acondicionado, conexiones Wifi, platos de alta cocina, servicio de niñeras y excelentes guías. Hay campamentos para todos los gustos y necesidades.

El operador de viajes de lujo Abercrombie & Kent (www.abercrombiekent.com), por ejemplo, ofrece a sus clientes varios viajes a África en formato glamping. Paquetes de lujo que incluyen la promesa de grandes tiendas de campaña, mantas permanentemente calientes, sábanas y manteles de hilo, porcelana fina y alta cocina.

Si es usted reticente a trasladarse a lugares exóticos y prefiere el hemisferio norte, hay propuestas como la del Clayoquot Wilderness Resort (www.wildretreat.com), en British Columbia (Canadá). Se trata de un asentamiento de lujo perdido en medio de una espectacular reserva natural, inspirado en los grandes campamentos del siglo XIX y que ofrece servicio de habitaciones, spa y masajes, mullidas camas dignas de un hotel de cinco estrellas y actividades para adultos y niños.

En España, la agencia Nuba recomienda tres entornos internacionales para hacer glamping: África, Chile e Indonesia. Para los amantes del continente africano, el destino perfecto es la reserva de Moremi, en Botswana. El Khwai River Lodge es un alojamiento preparado para satisfacer al viajero sibarita, con tiendas llenas de detalles, acceso a internet, teléfono, luz y baño de lujo.

"Esta enclavado en un entorno donde no es extraño levantarse con la visión de un elefante a escasos metros" señalan desde Nuba. No es el único animal que se puede encontrar. Desde hipopótamos, grandes manadas de búfalos, kudus, impalas, sables, lichis rojos y jirafas hasta leones, hienas, leopardos y perros salvajes. El paquete de 12 días, que incluye visitar el Delta del Okavango, el Parque Nacional de Chobe y las Cataratas Victoria, oscila entre los 3.584 y los 4.947 euros por persona, según temporada. A ello hay que sumar el avión (entre 1.198 y 1.471 euros), las tasas y el combustible.

El Patagonia Camp, en Chile, es otra posible opción. Consta de 18 yurts, carpas basadas en la tradición del pueblo mongol, hechas en tela y madera con vistas a al Macizo del Paine y cercanas a las orillas del Lago Toro. Si se prefieren las aguas azules de Indonesia, the place to be es Amanzana Tent. Entre un bosque tropical y el mar azul se encuentra un complejo de tiendas de lujo con suelos de madera, aire acondicionado, cuadros con pinturas de la isla, biblioteca y baño con todos los detalles (Consultar precios en www.nuba.net).

El placer de ir de 'glamping'

Servicios. El servicio en los campamentos de glamping equivale a un cinco estrellas. Mayordomos, cocineros, guías especializados e incluso niñeras acompañan a los viajeros.

Amplitud. Las tiendas son suites en medio de la naturaleza. Camas king size, muebles victorianos, jacuzzis y mullidas alfombras en vez del duro suelo.

Conexiones. El aislamiento no es para los amantes del glamping. Conexión wifi, instalaciones eléctricas y teléfono son requisitos imprescindibles.