Telefonía

Ericsson y Telecom Italia prueban una antena solar de móvil

La eficiencia energética y la búsqueda de alternativas más respetuosas con el planeta llega a todos los campos. La telefonía móvil ha dado varios pasos en esta línea, pero ahora quiere dar un salto que cambiaría radicalmente la fisonomía de las redes celulares.

Ericsson y Telecom Italia han comenzado a hacer pruebas con una nueva antena solar de telefonía móvil, con el objetivo de demostrar que esta energía alternativa representa un modelo de negocio viable no sólo para mercados emergentes sino también para los países desarrollados.

La razón es que esta estación base, llamada Eco-Smart, puede generar hasta el 100% de la energía requerida por la antena utilizando el mismo espacio físico que una tradicional.

La Eco-Smart se está probando en la localidad italiana de L'Aquila. Está basada en paneles solares flexibles, con lo que se puede adaptar a la superficie de cualquier antena. Además, es compatible con todas las tecnologías.

Los costes en energía pueden llegar a suponer hasta un 50% de los gastos operativos de una antena.