Despidos

El cierre de pequeñas empresas eleva un 86% el gasto en prestaciones del Fogasa

Las prestaciones abonadas por el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) en el primer semestre de 2009 ascienden a 374,98 millones de euros, lo que supone un 86,15% más que en el mismo periodo del pasado año. Del gasto total, que engloba el pago de indemnizaciones por despido y de salarios pendientes, el 65% ha estado dirigido a las empresas más afectadas por la crisis, aquellas con menos de 25 trabajadores.

El descalabro ha sido tal, que en tan sólo medio año el fondo ha consumido casi el 70% del gasto anual presupuestado, unos 551 millones de euros, según los datos adelantados por Comisiones Obreras.

El sindicato advierte, sin embargo, que el excedente acumulado de 4.500 millones de euros permite "afrontar con cierta tranquilidad la crisis económica". El Fogasa, que cubre los salarios y las indemnizaciones por despido en caso de que la empresa sea insolvente o entre en concurso de acreedores, se ha hecho cargo de 81.166 trabajadores este año.

æpermil;stos provenían, en un 43% del sector servicios, donde se han abonado 152,7 millones de euros. El resto de trabajadores asistidos por el Fogasa estaban empleados en la industria (30%), la construcción (25%), y el sector agrario (2%).

Mayor número de despidos

En prácticamente ocho de cada diez casos, estos empleados dependían de una pyme. El cese actividad de las pequeñas empresas, casi 100.000 menos en el último año, según Cepyme, ha sido el principal culpable de que la cuantía de las prestaciones del Fogasa se haya disparado a cifras históricas, especialmente en los tres últimos meses. En la mayoría de las intervenciones, el objetivo fue solventar la cobertura de indemnizaciones por despido, lo que ha sumado 250,348 millones de euros, frente e los 124,6 millones destinados a cubrir los salarios no percibidos.

Geográficamente, casi la mitad del total del gasto se concentró en tres regiones, con Cataluña a la cabeza, seguida por la Comunidad Valenciana y el País Vasco.