Financiación autonómica

ERC traba el principio de acuerdo de financiación entre el Gobierno y PSC

El acuerdo en financiación es prácticamente total entre el Gobierno y la presidencia de la Generalitat catalana. Sin embargo, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), socio del Gobierno autonómico, reclama más dinero y en la Consejería de Economía temen que esa actitud ponga en peligro el principio de acuerdo ya alcanzado.

ERC traba el principio de acuerdo de financiación entre el Gobierno y PSC
ERC traba el principio de acuerdo de financiación entre el Gobierno y PSC

La letra y la música del nuevo modelo de financiación ya le suenan bien tanto al presidente de la Generalitat, José Montilla como a su consejero de Economía, Antoni Castells, ambos del PSC. Sin embargo, ERC considera insuficiente la propuesta del Gobierno.

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha ofrecido a Cataluña 3.100 millones en recursos adicionales, que se concederán a lo largo de los próximos cuatro o cinco años. El Gobierno estudia subir esa cifra -que incluye la financiación de competencias singulares de Cataluña como la policía autonómica o la promoción de la lengua- hasta acercarse a los 3.500 millones para cerrar el acuerdo. Sin embargo, ERC pide que ya en el tercer año, se alcancen los 3.800 millones.

Fuentes de la Generalitat no niegan su inquietud ante la posibilidad de que un principio de pacto alcanzado tras más de un año de negociaciones se vea torpedeado por divisiones internas del tripartito catalán. La proximidad de las elecciones autonómicas -se celebrarán el año próximo- está llevando a ERC a mostrar un discurso más ambicioso y distante del mantenido por los socialistas.

El resto de comunidades recelan del protagonismo catalán y reclaman más dinero

Aun así, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, desde Italia, se mostró optimista. "Estoy convencido de que será un acuerdo satisfactorio para Cataluña, que mejorará su posición relativa". Precisamente, fuentes de la Generalitat declaran que este es uno de los últimos flecos que quedan por cerrar. Es decir, discutir en qué situación quedará la comunidad una vez aplicados los mecanismos de solidaridad. Tampoco hay un acuerdo final acerca del dinero que recibirá Cataluña. Sin embargo, Montilla también se muestra confiado en alcanzar un pacto "en los próximos días". Es probable que Salgado presente este fin de semana de forma oficial el nuevo modelo.

El protagonismo catalán en la recta final de la reforma levanta recelos en otras comunidades, cuyos contactos con el Gobierno son menos frecuentes. "Me temo que hasta que el Gobierno no acabe de negociar con una comunidad autónoma Cataluña, el resto no tendremos derecho a saber", dijo molesto el consejero de Economía, Gerardo Camps.

El PP no dará ninguna consigna

A diferencia de ocasiones anteriores, el Partido Popular no dará ninguna consigna a las comunidades en las que gobierna antes del Consejo de Política Fiscal y Financiera que, previsiblemente, se celebrará la próxima semana para discutir el nuevo modelo de financiación. Así lo aseguró el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, aunque vaticinó que las comunidades del PP votarán en contra de la propuesta del Gobierno porque "no hay ninguna región que conozca el modelo ni la cifra que le corresponde con este modelo".

Antonio Beteta, consejero de Economía de la Comunidad de Madrid, criticó que aún no ha recibido "ninguna llamada ni ningún documento" por parte del Gobierno. Montoro indicó que es posible que algunos presidentes populares, a pesar de rechazar la nueva financiación, opten por "coger" a través de negociaciones bilaterales los recursos adicionales que prevé el nuevo modelo.

A falta de conocer las cifras, la propuesta que el Gobierno presentó en diciembre resulta beneficiosa para comunidades populares como Madrid o Valencia.