Calificación

Standard & Poor's califica al Instituto Valenciano de Finanzas con AA- y con perfil financiero débil

La agencia de calificación de riesgos Standard & Poor's ha asignado al Instituto Valenciano de Finanzas el rating "AA-" a largo plazo y "A-1+" a corto plazo, y ha considerado que la entidad tiene un "perfil financiero débil, particularmente en relación a los niveles de morosidad y baja capitalización".

Según un comunicado de esta agencia, esta calificación de riesgos es la misma que la otorgada a las cuentas públicas del Gobierno de la Comunitat Valenciana y, al ser iguales las valoraciones, la perspectiva negativa es "idéntica".

La agencia de calificación considera que la Comunitat seguirá mostrando notables déficit presupuestarios después de inversiones en los dos próximos años.

Además, "estos déficit previstos serán consecuencia de la ejecución de una política contra-cíclica tal y como ha quedado evidenciado por el lanzamiento de tres planes de revitalización, que creemos compensarán la inyección de fondos adicionales derivados de la reforma del sistema de financiación", explica.

La perspectiva muestra asimismo "una visión sombría de la economía regional -su tasa de desempleo alcanzó un elevado 19% al final del primer trimestre 2009, el mayor valor desde 1997-, que seguirá teniendo un efecto negativo sobre los ingresos fiscales".

En este sentido, la agencia cree que "los rating no se verán probablemente alterados en los próximos años debido al papel fundamental del IVF como gestor de la deuda regional y proveedor de crédito público, unido a su vinculación integral con la Comunitat".

Por otra parte, los ratings están igualados porque evidencian "la solidez de la garantía estatutaria otorgada por la Comunitat, en virtud de la cual los compromisos financieros del IVF son considerados como deuda regional", según ha explicado el analista de S&P Alejandro Casas.