Baja demanda

Repsol Portugal suspende la actividad de más de 200 trabajadores

La petrolera española Repsol ha iniciado una suspensión temporal de actividades de más de 200 trabajadores de su complejo petroquímico en Sines, a 130 kilómetros al sur de Lisboa, por la baja demanda que sufre el sector.

La suspensión de trabajo fue acordada por la administración del complejo y los representantes de los trabajadores en una votación el pasado 29 de junio y debe durar un máximo de seis meses. Fuentes de la compañía han explicado que el corte de actividad se debe a la "situación internacional de la industria petroquímica que está sufriendo una importante disminución de la demanda".

Asimismo, indicaron que a pesar de que el acuerdo de suspensión establece el máximo de seis meses, pretenden que se restablezca la normalidad "después del verano" y que todos los trabajadores vuelvan a la actividad. Sin embargo, el representante sindical Francisco Torres expresó a los periodistas su temor de que la suspensión de actividades no resuelva el problema y señaló que "hay otras unidades de la compañía con situaciones financieras mucho peores".

Los sindicatos informaron de que los afectados por la suspensión de labores durante seis meses serán una media de 254 trabajadores, de un total de 458, que recibirán el pago del 80% de su retribución base, aunque este extremo no fue confirmado por la empresa. Torres ha considerado "innecesaria" esta suspensión de actividades pero indicó que los trabajadores decidieron negociarla para "minimizar el impacto negativo en los empleados".