Rating

S&P rebaja la calificación a largo plazo del Popular

La agencia de calificación Standard & Poor's ha rebajado el rating a largo plazo de Banco Popular a 'A' desde 'A+' con una perspectiva negativa, al tiempo que afirma el rating a corto plazo en 'A-1'.

La agencia explicó que esta rebaja de la nota del Popular refleja las expectativas de que la entidad española "acumulará un mayor nivel de problemas en los activos" de lo previsto anteriormente a raíz de la recesión económica que atraviesa España.

"Tomamos nota de que los indicadores de calidad de los activos de Popular se debilitaron de forma acentuada en el primer trimestre de 2009 después de haber sufrido ya un deterioro significativo en 2008", explicó la analista de S&P, Angela Cruz, que sugirió que el banco podría continuar experimentando nuevos problemas con activos, aunque posiblemente no se aprecie una aceleración de los mismos en los próximos trimestres.

Asimismo, la agencia señaló que la elevada exposición del Popular al sector inmobiliario continúa empeorando considerablemente y, además, la entidad ha comenzado a mostrar un deterioro apreciable en otras carteras de crédito durante 2009, incluyendo la referida a pequeñas y medianas empresas.

"Consideramos que Popular cuenta con una alta importancia sistémica en el sector bancario español. El 'rating' refleja nuestra opinión sobre su perfil de crédito autónomo sin considerar ninguna contribución explícita procedente de ayudas extraordinarias del Gobierno", precisó la agencia.

De este modo, S&P espera que Banco Popular sea capaz de absorber un elevado nivel de problemas en los activos gracias a las reservas y provisiones que serán asumidas entre 2009 y 2010 y considera que la entidad "será capaz de registrar resultados más débiles, pero razonablemente positivos y una adecuada capitalización".