Funeral

La familia de Michael Jackson guarda silencio sobre su entierro

El misterio rodeaba los planes para el entierro de Michael Jackson, mientras la atención mediática se centraba de nuevo en los médicos que podrían haber recetado potentes medicamentos al artista. Los responsables de California y del condado de Santa Barbara señalaron el miércoles que la familia no había pedido un permiso especial para enterrar a Jackson en su rancho de Neverland, en el centro de California.

Un día después de que el féretro de Jackson fuese llevado a un estadio de Los Ángeles para el masivo funeral público del cantante de "Thriller", se desconoce el paradero de su cuerpo y no hay información sobre dónde o cuándo podría ser sepultado. El portavoz de la familia Jackson no devolvió las llamadas para hacer comentarios.

Varios medios publicaron que la oficina forense de Los Ángeles estaba realizando pruebas neuropatológicas a partes del cerebro de Jackson, lo que podría explicar el retraso en la ceremonia de entierro. Agentes de policía y forenses ya habían retirado bolsas con medicamentos y pruebas de la mansión alquilada por Jackson y los resultados de las pruebas de toxicología se esperan para dentro de cuatro semanas.

Uno de los médicos de Jackson, el dermatólogo de Beverly Hills Arnold Klein, negó el miércoles ser objeto de la investigación policial y señaló que nunca había prescrito medicamentos peligrosos a Jackson. "No fui uno de los médicos que participaron en darle sobredosis de medicamentos o muchas dosis de algo", ha señalado Klein al programa de la cadena ABC "Good Morning America" en una entrevista. "De hecho, yo era el que le limitaba todo, que detenía todo (...) siempre estuve preocupado por él", ha explicado el facultativo.

Klein también ha negado las noticias publicadas la semana pasada que apuntaban a que él era el donante de esperma de los dos hijos que Jackson tuvo con su ex mujer Debbie Rowe. "Hasta donde yo sé, no soy el padre de esos niños", indicó Klein.