Despidos

Porcelanas Lladró presenta un nuevo ERE que afecta al 40% de la plantilla

Porcelanas Lladró, empresa valenciana perteneciente al grupo Lladró, ha presentado un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supondrá la extinción del 40% de la plantilla, ya que afectará a 220 trabajadores, de los 500 con lo que cuenta en la actualidad.

Desde la empresa señalaron que la principal motivación para presentar un nuevo expediente es "la necesidad brutal de reajustar las estructuras de la compañía" dado que está "sobredimensionada". Asimismo, argumentó que la crisis económica ha afectado de forma "inesperada" a la producción de 'Porcelanas Lladró', que si bien ya experimentaba una caída, se ha visto incrementada por la coyuntura económica actual.

Este ERE se suma a otro en la misma empresa que se presentó en octubre y que supuso la extinción de otros 275 trabajadores de las áreas de producción de las empresas Porcelanas Lladró y Arte y Porcelanas.

Por otro parte, los trabajadores afectados por el Expediente que afecta a Lladró Comercial y Daisa se concentraron hoy en la puerta principal de la fábrica, situada en Tavernes Blanques (Valencia) para protestar por las condiciones del ERE y reclamar la reapertura de la negociación por parte de la dirección de la empresa.

La portavoz del sindicato CSI.F en Lladró, Encarna García, explicó a Europa Press, que la empresa "cerró las negociaciones" hace días y rechazó debatir la propuesta "alternativa" que presentó el Comité de Empresa.

Los sindicatos critican que la empresa únicamente se compromete a pagar 23 días por año trabajado, hasta un total de 450 días, frente a las indemnizaciones por despido del ERE de Porcelanas Lladró y Nao, hace cinco meses, en los que los empleados afectados percibieron 40 días por año trabajado, para un máximo de 1.200 días. El ERE actual afecta a 79 trabajadores de Lladró Comercial y Daisa.

Contratos de fijos discontinuos

García señaló que los sindicatos son "conscientes del problema económico" de la compañía y de la "falta de solvencia", por lo que sugirieron que se contratara a los trabajadores como "fijos discontinuos", para que, en lugar de tener un contrato de 12 meses al año, pasaran a trabajar menos tiempo.

De este modo, argumentó que la compañía "se beneficiaría porque no tendría que pagar las indemnizaciones", al tiempo que "se prescindiría de los trabajadores durante dos o tres meses al año", explicó la dirigente del CSI.F, quien recordó que en la mayor parte de los trabajadores tienen ya una "edad avanzada" y llevan empleados en Lladró "mucho tiempo".

La portavoz sindical consideró que "si la empresa tiene medios económicos insuficientes, debería dedicarlos a mantener los puestos de trabajo y a aumentar la producción". No obstante, reprochó que la dirección "ha cerrado las negociaciones" y quiere que el Comité de Empresa "acepte sus condiciones".

Por su parte, desde la dirección de la compañía expresaron que sí que se estudió la propuesta alternativa de los sindicatos, pero ésta "no solventaba el problema de la estructura sobredimensionada" del grupo.

Asimismo, añadieron que las indemnizaciones que pueden pagar es "cuestión de los recursos" de los que dispone la empresa, y si en el pasado "se intentó cumplir" con las condiciones de los sindicatos, en esta ocasión no pueden aceptarlo porque la economía del grupo está "mermada".

Los representantes de los sindicatos y de la dirección de la empresa se reunirán mañana a las 12.00 horas con el director general de Trabajo, Román Ceballos, para que éste intente mediar en la resolución del ERE.