Divisas

La aversión al riesgo impulsa la cotización de dólar y yen

El dólar y el yen suben hoy por la aversión al riesgo ante la intranquilidad por la economía global y mientras los inversores esperaban un comunicado de una cumbre de líderes del G-8, además de los resultados empresariales de Estados Unidos.

Las dudas sobre la reactivación se incrementaron particularmente después de que la semana pasada Estados Unidos divulgó unos datos muy malos del mercado laboral. Esta incertidumbre contribuyó a bajar, desde los máximos que habían visto en junio, a divisas como el dólar australiano, la libra esterlina y el euro, que suben cuando hay apetito por el riesgo en el mercado. El dólar y el yen han ganado en las últimas semanas.

El yen ha avanzado a sus máximos en casi siete semanas contra el dólar y el euro ante una caída de las acciones europeas, mientras que Wall Street abrió al alza. El euro cae frente al dólar incluso a pesar de unos datos que reflejaron que la producción industrial de Alemania aumentó el 3,7% durante mayo, más de lo previsto y el incremento más sólido desde agosto de 1993.

"Realmente habíamos desarrollado una sensación de falsa esperanza basada en el repunte de los 'brotes verdes'", dijo Michael Woolfolk, cambista de Bank of New York Mellon en Nueva York. "Las acciones todavía tienen más camino por delante, pero no sin una corrección".

El dólar pierde el 0,7%, hasta los 94,16 yenes, tras llegar a su mínimo desde el 22 de mayo de 94,09 unidades de Japón. El euro cae 0,2% contra el dólar a 1,3884 unidades de Estados Unidos, tras subir brevemente al máximo del día de 1,3938 dólares por los datos alemanes mejores de lo esperado.