Resultados

Banesto ha caído un 2,8% en Bolsa pese a que sus resultados han superado las previsiones

La presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín, indicó hoy que si la morosidad mantiene su ritmo de crecimiento actual podría cerrar el año "en el entorno del 3%" desde el 2,32% registrado hasta junio, y resaltó que el banco tiene como objetivo mantener su diferencial con el resto del sector. La entidad superó las previsiones pese a ganar un 8,9% menos en el primer semestre, hasta 409,5 millones de euros. Sus acciones han cedido un 2,86%, hasta los 7,14 euros.

La presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín
La presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín

En una conferencia con analistas para presentar los resultados semestrales, Botín insistió en que esta cifra no se es una previsión, sino una valoración de su comportamiento actual, y vaticinó que la morosidad continuará creciendo en el sector durante 2009 y 2010 como consecuencia del deterioro económico, aunque el banco ampliará su diferencial con el resto del sector.

La morosidad del Banesto se situó en junio en el 2,32%, frente al 0,79% de hace un año y el 1,97% del primer trimestre. No obstante, Botín señaló que la caída de los tipos de interés podrían tener algún beneficio en la evolución de este ratio y que el banco va a registrar recuperaciones que podrían a contribuir a frenar el crecimiento de la mora.

Provisiones suficientes hasta 2011

En este sentido, también recordó que la entidad cuenta con unas elevadas provisiones para hacer frente a este incremento y que las genéricas que tiene serán suficientes para afrontar las dificultades hasta el año 2011.

Banesto tenía un saldo de provisiones de 763 millones de euros en genéricas en junio, unidas a los 704 millones de específicas, que elevaba el saldo total hasta los 1.467 millones de euros. Asimismo, realizó unas dotaciones brutas de 179,7 millones de euros, que descontando los 14,6 millones de fallidos, situaban la dotación total en 165,1 millones de euros, un 26,8% más que hace un año.

En este sentido, también resaltó que la pérdida esperada por dudosos es de 550 millones, pero que este importe está cubierto con las provisiones específicas.

Ganó un 8,9% menos en el semestre

Banesto obtuvo un beneficio neto de 409,5 millones de euros en el primer semestre de 2009, lo que supone un 8,9% menos que en igual periodo de 2008, cuando ganó 449,5 millones de euros, informó hoy la entidad. Los analistas esperaban un descenso mayor del beneficio, en torno al 10% hasta 403,2 millones, según un sondeo entre seis analistas.

El descenso del beneficio se debió a que la entidad prefirió destinar una parte de sus ganancias a provisiones voluntarias y también por la actual situación económica.

Según informó hoy el banco, estos resultados se habrían situado en 602 millones de euros en términos recurrentes -es decir, sin incluir ingresos extraordinarios ni dotaciones voluntarias a provisiones-, lo que representa un crecimiento interanual del 1,3%.

El beneficio recurrente de Banesto alcanzó los 602 millones de euros en la primera mitad del año, un 1,3% más, mientras que el margen neto de explotación se situó en 780,7 millones de euros, con un avance del 7,4%.

El margen de intereses de la entidad que preside Ana Patricia Botín ascendió a 859,2 millones de euros hasta junio, con un crecimiento del 11,6% sobre los seis primeros meses de 2008.

El avance de la morosidad es la causa de que las dotaciones para insolvencias realizadas por Banesto crecieran el 26,8% respecto a junio de 2008 y ascendieran a 165,1 millones de euros. Pero, además, la entidad realizó en este primer semestre una dotación a provisiones voluntaria, "en anticipación al ciclo económico", de 77 millones de euros.

Menor demanda de crédito

Según explica el banco, en este segundo trimestre del año "se ha acentuado la tendencia de una menor demanda del crédito" en el mercado, lo que, unido a su política de "crecimiento selectivo", se ha traducido en una inversión crediticia total de 77.524 millones de euros, un 0,5% mas que un año atrás.

El crédito a clientes, sin embargo, retrocedió el 0,7% entre enero y junio, hasta quedar en 76.955 millones de euros, lo que se debió a la caída registrada por casi todos los segmentos de este negocio, especialmente la cartera comercial, que bajó el 31,5%, lo que no logró compensar el avance del 69% del crédito a las Administraciones Públicas.

Por su parte, los recursos de clientes consignados en balance habían crecido el 8% al cierre de junio, hasta alcanzar los 59.611 millones de euros, impulsados en gran medida por las cuentas corrientes y de ahorro, que se elevaban el 17% gracias al reclamo de las últimas campañas de captación de nóminas llevadas a cabo por el banco.

Los fondos gestionados fuera del balance retrocedieron, en embargo, el 6,7%, hasta los 10.177 millones, evolución determinada por la caída del 15,4% de los fondos de inversión y que se produjo pese al avance del 54,4% de las pólizas de seguro-ahorro.

Las comisiones netas representaron unos ingresos de 301,3 millones, el 4,3% menos que hasta junio de 2008, lo que se debió a la caída de los fondos de inversión y pensiones gestionados, aunque las comisiones de servicios y seguros aumentaron el 6% por la operativa con clientes.

Además, las operaciones financieras, como la distribución de productos de tesorería a clientes, reportaron unos ingresos de 79,1 millones, el 2,9% más, lo que se tradujo, unido a las comisiones, en un margen bruto de 1.279,3 millones de euros, que creció el 5,2%.

Asimismo, "el control de los gastos y la recurrencia de los ingresos" permitió una nueva mejora en el ratio de eficiencia del banco, que bajó hasta el 39,8% desde el 41,1% de junio de 2008.

En el parqué, sus acciones han cedido un 2,86%, hasta los 7,14 euros.