Manifestación

Unos 2.000 trabajadores del metal exigen políticas en defensa del empleo

Unos 2.000 trabajadores de empresas del metal afectadas por Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) se han manifestado hoy por el centro de Barcelona para exigir a la Generalitat que impulse políticas en defensa del empleo y del tejido industrial.

En la protesta, convocada por CCOO y UGT, han participado empleados de Nissan, Iveco, Inoxcrom, Utymat, Serra Soldadura y Estampaciones Sabadell, todos ellos afectados en los últimos meses por expedientes temporales o de extinción.

Una pancarta con el lema "Defendamos la industria y la ocupación como garantía de futuro" ha encabezado la marcha, que ha partido sobre las 18.00 horas de la plaza de Urquinaona de Barcelona y ha discurrido por la Via Laietana hasta la plaza de Sant Jaume, donde ha finalizado unas dos horas después.

Frente al Palau de la Generalitat, fuertemente custodiado por agentes de los Mossos d'Esquadra, el secretario general de la federación de Industria de CCOO, Javier Pacheco, ha pedido al gobierno catalán que impulse de forma "urgente" políticas activas en defensa del tejido industrial y de los puestos de trabajo.

"Tenemos que defender la industria como mejor herramienta de presente y de futuro, y si no lo entienden volveremos a la calle", ha manifestado Pacheco entre los gritos de aprobación de los presentes.

El líder sindical se ha mostrado incluso a favor de que los poderes públicos intervengan los bancos para obligarles a abrir el grifo del crédito a empresas y a particulares y poder así reactivar el consumo.

Mientras no se produzca esta recuperación, ha advertido, "no habrá visos de crecimiento económico".

Por su parte, la responsable del Metal de UGT, Isabel Martínez, ha reclamado a la Generalitat que ponga en marcha medidas efectivas contra la destrucción de empleo, a la vez que ha instado a las empresas a buscar soluciones alternativas a la aplicación de expedientes.

"Si se piensan que presentando un expediente vamos a permitir que nos manden al paro, lo tienen claro", ha advertido Martínez.

Según los sindicatos, unos 45.000 empleados catalanes del sector del metal se han visto afectados entre enero y mayo de este año por ERE temporales, mientras que otros 7.100 han perdido sus trabajos a través de expedientes.

Muchos de estos trabajadores han participado en la manifestación unitaria de hoy, como los de Nissan, que plantea despedir a 581 personas de las plantas de Zona Franca y Montcada i Reixac (Barcelona).

La administración catalana ha resuelto recientemente a favor del ERE de seis meses planteado por el fabricante de autobuses Iveco -antigua Pegaso- para los 240 trabajadores de la planta de Zona Franca, y ha aprobado 105 despidos en Inoxcrom.

El fabricante de componentes para el automóvil Utymat, proveedor de Nissan y Seat, ha presentado otro ERE para despedir a 86 de sus 142 empleados, mientras que Estampaciones Sabadell ha planteado esta semana el despido de 223 personas, la mitad de la plantilla de la planta de Palau-solità i Plegamans (Barcelona).

En la marcha han estado presentes asimismo algunos trabajadores de Serra Soldadura, que en marzo presentó un ERE para echar a la calle a 107 de sus 283 trabajadores.