Patronal

La CEOE pide al Gobierno que no haya 'líneas rojas' en el diálogo social

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, rechazó hoy que se fijen plazos en el Diálogo Social para lograr el acuerdo, así como que algunos temas sean considerados como "líneas rojas" por el Gobierno.

Ferrán clausuró esta tarde, junto al ministro de Fomento, José Blanco, el XII Encuentro Nacional del Sector de la Construcción. En declaraciones a la prensa y preguntado si la CEOE piensa retirar alguna de sus propuestas, respondió que las va a mantener en la mesa de negociación.

Dos de ellas -la rebaja de 5 puntos en las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social y una indemnización por despido más baja- han sido calificadas por la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, como "líneas rojas" que no se deben pasar.

"No hay líneas rojas, no las consideramos así, lo diga el Gobierno o los sindicatos", advirtió Díaz Ferrán. En su opinión, las demandas de los empresarios son "flexibles" y sobre ellas se puede "trabajar", porque no hay ninguna "cerrada". Además, precisó, van dirigidas a mejorar la competitividad de las empresas y a crear empleo.

En cuanto a los plazos para firmar el acuerdo, indicó que éstos deben venir por "añadidura" de la negociación y no hay que ponerlos". El Gobierno se ha fijado el plazo de julio para cerrarlo, pero el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, lo amplió hoy hasta otoño.

Al respecto, el presidente de la CEOE pidió que se deje el "tiempo necesario" para que las demandas de las partes "maduren".

Sobre la reunión de mañana en La Moncloa, indicó que se "avanzará" en la negociación, pero avisó de que para llegar a algo "fructífero" no se puede estar "radiando (la negociación) todos los días". La razón es que "muchas veces se puede hacer una declaración que puede molestar" o "a veces un tema puede estar atascado 15 días".

Sin embargo, "de repente, una noche, ocurre una idea genial y se desatasca" la negociación, añadió el dirigente empresarial, quien matizó seguidamente que también puede pasar "que, a lo mejor, nos vamos de veraneo y todavía seguimos con alguna cosa atascada y tenemos que volver en septiembre". "No pasa nada, lo importante es llegar al acuerdo y no meter prisas", comentó.