Encuentro financiero

Salgado pide a las entidades que aporten 10.000 millones al Fondo de Economía Sostenible

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, pidió hoy a los bancos y cajas españolas que aporten 10.000 millones de euros para el futuro Fondo de Economía Sostenible, cuyo objetivo será cambiar el modelo productivo del país y que ascenderá a 20.000 millones de euros.

Elena Salgado y Miguel Blesa
Elena Salgado y Miguel Blesa

El futuro financiero "sólido, eficiente y dinámico estará en disposición de financiar la reasignación de recursos hacia los sectores sostenibles con mayor potencial de futuro", afirmó Salgado durante su intervención en el IX Encuentro Financiero Internacional organizado por Caja Madrid y El País.

Salgado consideró "imprescindible el compromiso activo" de las entidades financieras para participar en este fondo, cuyos otros 10.000 millones de euros procederán de los fondos públicos. En este sentido, pidió la participación de las entidades de crédito en la financiación de los proyectos de financiación público-privada de construcción de infraestructuras.

"El desarrollo de la economía estará muy condicionada por cómo sepamos aprovechar la crisis, tanto Gobierno como gestores privados, para realizar los ajustes y las reformas que nos permitan afrontar el futuro con optimismo, estoy segura de que estaremos colectivamente a la altura de este gran reto", concluyó.

Apuesta por un acuerdo en la mesa del diálogo social

Por otro lado, Salgado, confió hoy en la posibilidad de que empresarios, sindicatos y Gobierno alcancen un acuerdo en materia de diálogo social antes de finales de agosto.

Salgado también indicó que el acuerdo entre patronal, sindicatos y Gobierno, de producirse, incluiría una prolongación de las prestaciones por desempleo en una nueva modalidad ligada a la formación, tal y como figuraba en el borrador del acuerdo que les fue entregado a los agentes sociales en la última semana de junio.

En cualquier caso, Salgado indicó que "no corresponde al Gobierno decir cuáles son los puntos de acuerdo entre sindicatos y las organizaciones empresariales", si bien subrayó la "buena disposición" de las partes implicadas a la hora de abordar los problemas del mercado de trabajo.

Por otra parte, la vicepresidenta segunda volvió a marcar el 15 de julio como fecha posible para alcanzar un acuerdo en materia de financiación autonómica, aunque reconoció que "cuando hay intereses contrapuestos es difícil contentar a todos".

Salgado, que mantuvo una reunión para abordar este tema por la mañana y todavía tiene que celebrar otra, destacó que los presidentes de las comunidades autónomas tienen la obligación de solicitar más recursos para sus regiones, mientras que su obligación es intentar atender esas peticiones hasta donde el presupuesto alcance. "Estámos cerrándolo", dijo.