Concurso de acreedores

Begar se declaró en concurso con un superávit patrimonial de 16 millones

La constructora del grupo Begar se declaró en concurso de acreedores con un superávit patrimonial de 16 millones de euros, dado que presentaba un activo de 313 millones de euros, frente a un pasivo de 297 millones de euros, según la documentación aportada por la compañía ante el Juzgado de lo Mercantil de Valladolid.

No obstante, el informe que la administración concursal de la empresa debe elaborar puede arrojar un déficit patrimonial, una vez se tenga en cuenta la depreciación de los activos, los créditos de dudoso cobro o la contabilización de las últimas deudas devengadas.

Así lo advirtió hoy el despacho Iure Abogados, que representa a varias decenas de acreedores de la compañía. En su opinión, esta variación resulta previsible, dado que son habituales en los procesos concursales.

Entre la documentación aportada por la empresa destaca el descenso en la cuantía que Begar Construcciones tiene pendiente de cobrar a clientes, desde los 478 millones a cierre de 2008, hasta los 226 millones en junio de 2009.

Entre los principales deudores de la compañía figuran empresas del mismo grupo. En concreto, la matriz debe abonarle 69 millones que ya vencieron el pasado 31 de mayo y UFC abonar 8 millones antes del 27 de septiembre.

La constructora del grupo Begar atribuye su situación de insolvencia a la restricción crediticia y al descenso de la actividad en el sector.

No obstante, menciona expresamente la intención de superar el concurso y continuar con su actividad conforme a un plan de viabilidad y un convenio de acreedores.

En este sentido, entre los ejes del referido plan de viabilidad destaca el ERE de 203 empleados ya presentado para ajustar la plantilla, "ceder" a otras empresas las obras menos rentables y subcontratar a terceros para ejecutar las más rentables, centrarse en el obra pública, alargar los plazos de pago y acortar los de cobro, y renegociar la deuda bancaria.