Informe

El mercado del automóvil no se recuperará, como mínimo, hasta 2012

El mercado automovilístico mundial no recuperará los registros de ventas de hace dos años, como mínimo, hasta 2012, según un informe de la aseguradora de créditos Euler Hermes.

La aseguradora también advierte de que la eliminación de los incentivos administrativos para estimular la venta de coches en los países que los aplican (Francia, Alemania, Italia y España, entre otros) provocaría una contracción del mercado de entre un 5% y un 10%.

En el actual contexto de caída de la demanda y de venta masiva de stocks, el futuro del sector automovilístico, según el informe, pasará, en el área productiva, por compartir costes mediante fusiones y alianzas.

La aseguradora recuerda que hasta 2007, el crecimiento mundial del número de matriculaciones, en torno al 5% anual, estaba impulsado exclusivamente por los países emergentes y en los dos años siguientes el número de matriculaciones en todo el mundo cayó cerca del 25%, lo que supone una bajada de las ventas de entre 15 y 16 millones de vehículos.

En esta desfavorable evolución ha influido la crisis financiera originada en la quiebra de Lehman Brothers, que ha agotado las fuentes de financiación en un comercio que en todo el mundo compra con créditos ocho de cada diez coches.

El mercado estadounidense, históricamente el primero del mundo con cerca de 17 millones de vehículos vendidos al año, empezó a padecer los efectos de la actual crisis a principios de 2008 para hundirse en verano del mismo año.

Como media anual, el número de matriculaciones en 2009 en EEUU se limitará a unos 10 millones, lo que supone una caída del 40% en dos años.

Sin embargo, el anuncio del lanzamiento de un incentivo al desguace permitirá la venta de al menos un millón de vehículos suplementarios entre 2009 y 2010.

En materia de producción, el mercado estadounidense afronta el actual ejercicio con una previsión de 6,5 millones de vehículos, tras los 9 millones de 2008 y los casi 11 millones de 2007.

En Japón, la contracción del mercado se vislumbró, debido a su paulatina contracción desde hace varios años y a largo plazo, el mercado de ese país debería acercarse a los 4,5-5 millones de unidades, mientras que su producción se estabilizará entre los 9 y 11 millones de vehículos.

En Europa, los efectos de la crisis se dejaron sentir desde el pasado septiembre, con cambios más virulentos en mercados potentes como el español y británico.

Las matriculaciones europeas bajan de promedio anual entre 12% y el 13%, lo que supone una pérdida de entre 2 y 2,5 millones de vehículos al año.

El informe pronostica severas consecuencias para la producción en Alemania y Francia.

Para China, los pronósticos apuntan a un liderazgo en la producción mundial este mismo año con un registro de 11 millones de vehículos y tendencia al crecimiento en los dos ejercicios siguientes.