Crisis financiera

Barreda confía en que la CCM saldrá "saneada" una vez finalice la intervención del Banco de España

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, confió hoy en que Caja Castilla La Mancha (CCM), una vez que el proceso de intervención por parte del Banco de España finalice, salga "saneada", siga "cumpliendo su misión" con el conjunto de la sociedad de Castilla-La Mancha, se mantengan los puestos de trabajo y no haya ningún perjudicado con esta operación.

En una entrevista concedida a la cadena Ser, Barreda explicó que "en este momento, Caja Castilla La Mancha es la caja más segura de España". "Yo creo que la caja, los impositores, los clientes, la sociedad de Castilla-La Mancha se están comportando con una gran madurez", añadió.

Según indicó Barreda, "han concurrido algunas circunstancias de diversa índole que han hecho de ella la primera caja intervenida, pero no deberíamos exagerar factores diferenciales en ese sentido en relación con otras entidades porque realmente la situación es similar en todas ellas".

En otro orden de cosas, consideró que "el problema de las cajas de ahorro no es la supuesta hiperpolitización de las mismas". "Creo que al sistema financiero le ha pillado un poco desprevenido, por decirlo de alguna manera, la profundidad de la crisis financiera", añadió.

"Gran esfuerzo" para responder a la crisis

Preguntado por cómo afecta la crisis a Castilla-La Mancha, el presidente regional aseveró que "la crisis económica en general nos está afectando y mucho, afecta al conjunto de la sociedad, afecta a las empresas, afecta a la administración, y estamos recaudando mucho menos que los años anteriores".

Continúo manifestando que se trata de una "crisis económica real, que empezó siendo financiera pero que desde luego se ha extendido ya a todos los ámbitos de la actividad, y nosotros estamos haciendo un gran esfuerzo para responder", recalcando que "el margen de maniobra de una comunidad autónoma es un margen relativamente estrecho para una crisis que tiene dimensión internacional".

Pero aún así, aseguró, "estamos obligados a apurar ese margen, de manera que nos hemos planteado un Pacto por Castilla-La Mancha, que consiste en elaborar conjuntamente los presupuestos del año que viene en función del plan que diseñemos entre todos".

"A mí me gusta formular la idea de que en Castilla-La Mancha, pese a que hay una gran estabilidad política y una mayoría parlamentaria muy estable, mi gobierno gobierna en coalición con la sociedad, de la mano de los agentes sociales y, de hecho, todas las medidas que hemos adoptado han estado siempre precedidas de un acuerdo con los agentes sociales", concretó.

En este caso, "la propuesta le he formulado también a los partidos políticos, debo decir que IU y el PSOE han respondido muy positivamente y me gustaría que el PP se sumara, lo digo además claramente porque creo que es un partido importante, el único partido en la oposición con representación parlamentaria, y yo creo que en un momento de dificultad, de lo que se trata es de que todos empujemos en la misma dirección, de que echemos una mano".