Cajas

Cajamar creará una cooperativa con Caja Campo, Caixa Abalta y Caja Rural Casinos

La asamblea general de la cooperativa de crédito almeriense Cajamar ha aprobado hoy la constitución del primer grupo cooperativo del país que, bajo su denominación, también estará formado por Caja Campo, Caixa Albalta y Caja Rural de Casinos.

Nacerá con activos por importe de 26.327 millones de euros y un volumen de negocio de más de 41.000 millones de euros, ha explicado la entidad en una nota de prensa.

La puesta en marcha de este nuevo grupo ha sido respaldada por los 170 delegados de toda España, que han asistido a la convocatoria extraordinaria en representación de los más de 550.000 socios.

La creación del Grupo Cooperativo Cajamar fue propuesta por el consejo rector de la entidad como la "primera iniciativa de apoyo mutuo en el sector", ha destacado en su intervención el presidente de la entidad almeriense, Antonio Pérez Lao.

Pérez Lao ha advertido que no se trata de un proyecto "cerrado, sino abierto a la participación de las cajas rurales que se identifiquen con él", por lo que ha abierto la puerta a otras entidades.

Además, ha aludido al refuerzo que supondrá un nuevo grupo financiero a través del cual las entidades "consolidarán sus balances y pondrán en común su estrategia de negocio y sus políticas de gestión y de control de riesgos, solvencia y liquidez".

El consejero delegado de Cajamar Caja Rural, Juan de la Cruz Cárdenas Rodríguez, ha detallado que el grupo financiero parte con 1.003 oficinas y 4.380 empleados en 36 provincias, activos de 26.327 millones de euros y un volumen de negocio de más de 41.000 millones de euros, lo que representa casi el 30% de los activos de las 76 cajas rurales en España.

Más de 570.000 socios, más de dos millones de clientes, una de cada cuatro oficinas y uno de cada cuatro empleados del total de cajas del sector son otras de las cifras que respaldan el proyecto.

El visto bueno definitivo a la operación será el 2 de octubre, cuando Caixa Albalat llevará este acuerdo ante su asamblea general, para que lo aprueben sus socios.