Comparecencia

Fernández Ordóñez aprueba la subida de impuestos indirectos para reducir el déficit público

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, aplaudió hoy la medida del Gobierno de subir los impuestos indirectos sobre el tabaco y los hidrocarburos porque es "un primer paso" para reducir el déficit público más allá del 3%. Asimismo, subrayó que la contracción que la economía española registra en este segundo trimestre es menos acusada que entre enero y marzo.

Ordóñez condiciona el apoyo a la banca a su reestructuración
Ordóñez condiciona el apoyo a la banca a su reestructuración

El gobernador señaló que para que la corrección del desequilibrio fiscal que está provocando esta crisis sea "creíble" se deben hacer esfuerzos no sólo en la recaudación, sino especialmente en el gasto, tomando medidas "enérgicas".

Así, subrayó que para conseguir registrar en 2012 un déficit público inferior al 3% del Producto Interior Bruto, como lo exige la Comisión Europea, debe haber una ejecución presupuestaria "muy estricta". En su opinión, el aumento de los impuestos que gravan el tabaco y los hidrocarburos aprobado recientemente por el Gobierno es "un primer paso en esa dirección".

La contracción es menos acusada

En su comparecencia en la Comisión de Economía en el Congreso, Fernández Ordóñez señaló que la caída de la economía en el conjunto de este año será "muy sustancial, aunque probablemente inferior a la que muestren otros países europeos", mucho más afectados por el desplome del comercio mundial.

En 2010, continuó, la caída económica será "menos pronunciada" porque la amplia batería de medidas tomadas "debería ir moderando" la restricción de la actividad, aunque añadió que es "posible" que la tasa de paro mantenga una "línea ascendente".

Aunque insistió en que el alcance de la recesión es inferior al que aqueja a otros países, el gobernador consideró que el fuerte incremento de la tasa de paro revela una de las debilidades fundamentales del "entramado institucional" que es "preciso corregir".

Así, se refirió a la "escasa sensibilidad" que tienen los costes laborales con respecto a "los costes de la empresa o a la evolución cíclica", y añadió que aunque su incremento ha remitido este año aún es "insuficiente" dicha moderación.

Es "ineludible" acometer una reforma laboral

Además, reiteró que es "ineludible" acometer una reforma en el mercado de trabajo y "actuar para evitar que el aumento del desempleo se enquiste".

Según Fernández Ordoñez, una reforma laboral permitiría la reasignación de recursos entre sectores, y facilitaría así el relevo de la actividad inmobiliaria por otras ramas productivas.

Señaló que las condiciones laborales deben ajustarse a la situación económica y a sectores específicos y abogó por cambios en los modelos de contratación, así como en los sistemas de intermediación en el mercado laboral.

"Estas reformas no sólo mejorarían las perspectivas de crecimiento a medio plazo, sino que también contribuirían a evitar el deterioro del tejido productivo", aseveró.

En el mismo sentido, apostó por reformas "urgentes" en la formación y educación del capital humano, así como las dirigidas a mejorar el entorno competitivo, por lo que pidió que el Gobierno aplique de forma "decidida" la trasposición de la Directiva Europea de Servicios, que liberalizará este sector, y la colaboración de las CC AA y de los Ayuntamientos.

El gobernador del Banco de España dijo que para la recuperación de la economía española es "relevante" e "imprescindible" la contribución de demanda externa, que exigirá a las empresas productos competitivos y ajustes en sus "costes, márgenes y precios de forma sensible".

La inflación volverá a signos positivos a finales de 2009

Sobre la inflación, cuya tasa alcanzó en mayo su nivel más bajo desde mediados del siglo pasado, Fernández Ordóñez admitió que volverá a registros positivos a finales de 2009.

En cualquier caso, subrayó el hecho de que los alimentos, los bienes industriales y los servicios registran bajadas de precios interanuales, lo que va en la "línea apropiada" para mejorar la competitividad de la economía, reducir los costes de la recesión e iniciar una recuperación sólida". EFECOM