Inversiones

Cuatro entidades permitirán anular las suscripciones de preferentes

Los inversores pueden revocar las órdenes de suscripción de las preferentes de Caja Madrid, Caixanova, La Caixa, CAM y de los bonos subordinados de Caja Duero.

Aunque las órdenes de suscripción de las participaciones preferentes y de los bonos subordinados son irrevocables, suelen incluir una cláusula para proteger a los compradores: si alguna agencia de calificación recorta el rating al emisor durante el periodo de suscripción o antes de la fecha de desembolso de la emisión, podrán anularse las órdenes de compra.

Moody's rebajó el lunes las calificaciones crediticias de 25 entidades financieras españolas, y cinco de éstas se encuentran en pleno proceso de comercialización de algún tipo de emisión de deuda dirigida a pequeños inversores, ya sean bonos subordinados o participaciones preferentes.

Los folletos recuerdan que una bajada del rating del emisor repercute en el valor de mercado de la deuda y, por eso mismo, incluyen el derecho del suscriptor a anular las órdenes de compra en caso de que se produzcan recortes de las calificaciones. Esto implicaría que las condiciones iniciales han cambiado a peor, ya que, en principio, esa deuda vale menos.

Las rebajas de ratings por Moody's provocan problemas a estos productos

Caja Madrid comunicó ayer a la CNMV que permitirá a los inversores echarse atrás y devolver sus preferentes, aunque sólo tienen de plazo hasta mañana.

Caixanova ya había cerrado el periodo de suscripción cuando Moody's rebajó sus calificaciones, pero, como sus preferentes todavía no se habían desembolsado, también permitirá revocar las órdenes hasta el viernes.

La Caixa es la que concede el plazo de reflexión más amplio. La entidad comunicó ayer a la CNMV que todos los inversores que así lo deseen podrán echarse atrás hasta el próximo lunes y revocar las órdenes de suscripción de sus participaciones preferentes. Aunque ayer a última hora todavía no lo había hecho, Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) también informará al supervisor e, igualmente, los inversores contarán con dos días para poder retractarse, una vez la entidad haya publicado el correspondiente suplemento al folleto.

Por último, Caja Duero también dará dos días para revocar las suscripciones de sus bonos subordinados. Este tipo deuda, a diferencia de las preferentes, cuenta con fecha de vencimiento y el pago del rendimiento no está directamente vinculado a la obtención de beneficios.