Según S&P

Las empresas europeas acumulan una deuda de 3,9 billones de dólares

Las empresas y los bancos europeos acumulan en su conjunto una deuda por valor de 3,9 billones de dólares (2,7 billones de euros), un 40% más que las estadounidenses, y deberán refinanciarla entre este año y 2012, según la agencia Standard & Poor's.

"Aunque las condiciones de préstamo se han aliviado desde la agitación extrema de finales de 2008, el riesgo de refinanciación sigue siendo un considerable desafío para los prestatarios europeos, particularmente en el sector financiero", señala la agencia de calificación de riesgo en un informe divulgado hoy.

Considera además que la ola de emisiones de bonos soberanos que se prevé para los próximos tres años supone un potencial riesgo de exclusión de prestatarios privados y de un mayor coste de refinanciación.

En el caso de las empresas estadounidenses, la deuda que vence en ese mismo periodo es de 2,8 billones de dólares, explicó la agencia calificadora .

A pesar de que la deuda acumulada en Europa es un 40% superior a la estadounidense, el 87% está calificada con grado de inversión, lo que tradicionalmente atenua el riesgo de refinanciación, mientras que en Estados Unidos ese porcentaje es de sólo el 55%, según S&P.

El informe pone de manifiesto que el sector financiero de Alemania tiene un 28% del total de la deuda que vence en los próximos tres años en Europa, lo que lo convierte en el país europeo con la industria financiera más expuesta a la refinanciación de préstamos, seguido del Reino Unido (12%), Francia (10%), España (8%), Suecia (8%) e Italia (7%).

Alemania y Reino Unido, con un 20% en cada caso, también se sitúan a la cabeza entre los países cuyas empresas (ajenas al sector financiero) necesitan refinanciar más deuda en los tres próximos años, seguidos de Francia (17%), Italia (11%), Suiza (8%) y España (5%).

La agencia calificadora estadounidense señala en su informe que un sondeo realizado en abril en la eurozona sugiere que la concesión de préstamos a las empresas ha mejorado desde los bajos niveles del cuarto trimestre de 2008, pero sigue siendo desfavorable.

El porcentaje de bancos que informaron de un ajuste en las condiciones de crédito a las empresas bajó al 43% en el primer trimestre de este año, comparado con el 64% en los últimos tres meses de 2008.