Infraestructuras

Aerco exige a Fomento más competencia en los concursos de obra civil

El creciente protagonismo del presidente de Seopan, David Taguas, y de las grandes constructoras españolas en un momento en que se está revisando el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT), ha encontrado respuesta entre las compañías especializadas en obra civil. Una de sus patronales, Aerco, demandó ayer que sea la propia Administración, y no la iniciativa privada, quien articule la forma de licitar la obra pública.

La asociación que preside Javier Sáenz Cosculluela exigió "igualdad de oportunidades y que se respeten en las adjudicaciones los principios de competencia, mérito y capacidad de las constructoras". Aerco insiste en que los contratos que prepara la Administración deben fragmentarse en tramos de un máximo de 50 millones de presupuesto de licitación. Así, "se eliminan los obstáculos para la competencia y se facilita la financiación de los proyectos", sostiene Sáenz Cosculluela.

El representante del grupo de 31 empresas, con un volumen de facturación anual de 7.000 millones, tendió la mano a Anci, la otra patronal de constructoras medianas expertas en obra civil. Su intención es competir con Seopan, agrupación que engloba a las grandes constructoras, en la presión al Gobierno para que anime la ejecución de infraestructuras. "Hablamos con cierta regularidad y estamos de acuerdo en muchos puntos".

Otro aspecto en el que incidió Aerco fue en el de los avales que los gigantes del sector solicitan al Gobierno: "Si la Administración está dispuesta a dar ese respaldo, que sea para todos porque también las constructoras más pequeñas tienen problemas de financiación".

Contraponiendo prácticamente cada uno de sus planteamientos a los que viene sosteniendo Taguas, Sáenz Cosculluela, opina que las infraestructuras deben financiarse con cargo a los presupuestos del Estado y que "excepcionalmente" hay que apoyarse en el modelo concesional. Argumento que choca con la propuesta de Seopan de que 5.000 millones, de los 15.000 millones que Fomento quiere movilizar de forma adicional hasta 2012, sean inyectados por la iniciativa privada mediante concesiones.

Pelea por mantener el estatus

El presidente de Aerco se felicitó ayer por las gestiones realizadas para que se respete la clasificación de contratistas de obra civil que atesoran sus constructoras. La patronal presentó alegaciones contra el borrador del Real Decreto que reforma la Ley de Contratos Públicos: "Nos rebajaban la clasificación, Competencia entró en juego y obligó a Economía a corregir el texto".

Según cálculos que maneja Aerco, sus 31 asociadas sumaron contratos de la Administración por 800 millones en adjudicaciones directas, sólo el 11,4% de su volumen de facturación total el pasado ejercicio.