Deportes

La escudería Brawn prepara su coche para la próxima temporada de Fórmula 1

La escudería Brawn GP, líder del Mundial de la Fórmula 1, ya está trabajando en su monoplaza para el 2010 para asegurarse de que mantendrá la ventaja sobre el resto de sus competidores tras un comienzo deslumbrante de temporada.

Coche Brown, en la pasada temporada
Coche Brown, en la pasada temporada

"Ahora llevamos trabajando en el nuevo coche alrededor de un mes", dijo el lunes a periodistas el jefe del equipo, Ross Brawn, días antes del Gran Premio británico del fin de semana, en el que Jenson Button buscará su séptima victoria en ocho carreras.

"Probablemente, alrededor de una tercera parte de nuestro tiempo en el túnel de viento se gasta en el nuevo coche", explicó.

El británico dijo que el enfrentamiento entre los equipos y la FIA sobre las normas para el 2010 no impediría el trabajo de sus ingenieros y se mostró "plenamente confiado" en que Brawn competiría el próximo año.

"No podemos permitir que esta disputa sea una distracción para los planes de nuestros ingenieros y nuestros planes de carreras", remarcó.

Brawn, que usa motores Mercedes, es uno de los cinco equipos que han entrado provisionalmente en la temporada 2010, mientras el plazo plazo termina el viernes cuando quedan pendientes negociaciones con la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

El presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, que fue jefe de Ross Brawn cuando el inglés era director técnico del equipo italiano durante los años de dominio de Michael Schumacher, ha hablado de la posibilidad de una competición rival.

"No estoy apoyando un campeonato escindido pero creo que si hubiera uno, sería un campeonato escindido con coches que son bastante similares a los que hay ahora", dijo Brawn.

Conseguir un equilibrio

Brawn domina los campeonatos de Constructores y Pilotos, y ha terminado tres carreras de siete en primer y segundo lugar.

La escudería que antes era propiedad de Honda ha sacado grandes beneficios del cambio radical de normas del año pasado, y comenzó a trabajar en su coche para esta temporada mucho antes que sus rivales, siguiendo un controvertido diseño.

Mientras que Honda, que se retiró en diciembre, se dio por vencido con su coche no competitivo de 2008 y destinó todos sus recursos a esta temporada, Ferrari y McLaren tuvieron que centrarse en la batalla por el título que duró hasta la última carrera.

Este año, Ferrari y McLaren han tenido problemas para lograr puntos, y el último campeón del mundo Lewis Hamilton está a 52 unidades de Button.

Brawn dijo que existía poco riesgo de que sufran un problema similar, incluso aunque tuvieran que conseguir un equilibrio.

"La intención siempre está del lado de conseguir lo que tenemos en la mano en lugar de lo que se podría tener en el futuro. Pero tienes que lograr un equilibrio porque queremos ser un equipo consistentemente competitivo y creo que podemos serlo", destacó.

Aunque las normas de la FIA para 2010, y sobre todo el límite de presupuesto, están siendo desafiados por los equipos, Brawn espera que la prohibición de reponer combustible se mantenga, sea cual sea el resultado.