Bolsa de Nueva York

Las pérdidas vuelven a Wall Street impulsadas por la caída del precio de las materias primas

La notable caída de las materias primas enterraron las ganancias en Wall Street, que hoy retrocedió un 2,12%. Las conclusiones del G-8 tras la cumbre celebrada estos días en Italia tampoco inyectan optimismo en el mercado. Y es que, según los analistas, los brotes verdes, todavía son demasiado verdes.

Vuelven los nubarrones a Wall Street. El mal dato de la actividad manufacturera, que ha descendido mucho más de lo esperado, pone la puntilla a un inicio de semana marcado por la caída de las materias primas y las pesimistas conclusiones sobre el futuro de la economía extraídas de la cumbre del G8.

En sintonía con las plazas del Viejo Continente, los principales índices bursátiles de Nueva York cerraron en negativo. El Dow Jones cedió, un 2,12%, en tanto que el tecnológico Násdaq y el selectivo S&P500 retrocedieron un 2,28% y 2,38%, respectivamente.

Las pérdidas vuelven así a Wall Street después de tres meses de subidas generalizadas, que la semana pasada permitieron que el Dow Jones recuperara todo el terreno perdido en lo que va de año. El viernes pasado el Dow Jones cerró en 8.799,26 puntos, por encima de los 8.776,39 puntos en que terminó 2008.

DOW JONES 26.656,26 -2,94%

En el apartado macro, el mercado recibió con sorpresa la publicación del índice Empire State, que mide la actividad manufacturera en el Estado de Nueva York. Esta referencia ha quedado en una lectura de -9,4 puntos, desde los -4,55 puntos de mayo y no ha cumplido las previsiones, que señalaban a una lectura de -6 puntos.

A esta referencia macroeconómica se unieron hoy las conclusiones de los ministros de Economía de las siete principales potencias económicas del mundo, más Rusia, extraídas de la reunión del G8 de este fin de semana. Y es que, a pesar de los "signos de estabilidad" comienzan a registrarse, la situación "sigue siendo incierta", lo que deja la puerta abierta a nuevos repuntes en el desempleo.

En sintonía con ello, el director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss Kahn, ha señalado hoy que todavía es demasiado pronto para reducir las políticas coordinadas de estímulo fiscal, financiero y monetario, ya que la economía mundial, según declaró, aún se encuentra muy erosionada por una recesión que ha hecho alcanzar cifras récord de desempleo en el entorno europeo.

Así las cosas, sólo los títulos Microsoft y American Express consiguieron acabar la sesión en verde. En concreto, la tecnológica se apuntó un 0,51%, en tanto que la entidad financiera se anotó un 0,28%.

Peor parte se llevó el fabricante Alcoa, que acabó como farolillo rojo de la jornada, al experimentar sus acciones una depreciación del 6,51%. Junto a ella, también registraron profundos recortes las farmacéuticas Merck y Pfizer, con retrocesos del 4,29% y 4,27%, respectivamente, y las financieras JP Morgan (-3,22%) y Bank of America (-2,84%).

Pérdidas generalizadas

El descenso en Wall Street coincidió con bajadas generalizadas en Europa: el CAC-40 de París cayó un 3,20%, el DAX 30 de Fráncfort el 3,54%, el MIB de Milán el 3,01%, el FTSE-100 de Londres 2,61% y el Ibex-35 de Madrid el 2,01%.

Antes, en Asia se registraron descensos en Japón (-0,94%), Corea del Sur (-1,13%), Hong Kong (-2,07%), China (-1,67%), Indonesia (-1,01%), Singapur (-2,55%), Tailandia (-2,65%) y Vietnam (-3,15%).

En lo que respecta a la Bolsa de Nueva York, los analistas temen que el descenso de hoy responda a un "efecto rebote" ante las subidas de los últimos meses y sea el primer capítulo de una ralentización general de las ganancias bursátiles durante los próximos meses.

El barril de petróleo de Texas se depreció hoy un 1,97% y cerró a 70,62 dólares, en una jornada bajista en Wall Street y en la que el dólar se apreció con fuerza ante el euro y otras divisas, lo que encarece las compras de crudo y de otras materias que se negocian con la divisa estadounidense.