Aerolíneas

Iberia solicita a la CNMV ser eximida del lanzamiento de una opa sobre la nueva Vueling

Iberia presentó hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) una solicitud para ser eximida de la presentación de una oferta pública de adquisición (opa) sobre la totalidad de la ''nueva Vueling'', en la que contará con una participación del 45,85%.

Teniendo en cuenta la legislación sobre opas, al superar el umbral del 30% de derechos de voto, la compañía aérea estaría obligada a presentar una oferta pública de adquisición sobre la totalidad del capital.

No obstante, Iberia, que presentó el escrito una vez finalizado el periodo de oposición de acreedores a la fusión, recordó que no votó a favor del acuerdo de fusión en la Junta General de Vueling y que la operación no tiene como objetivo principal la toma de control, sino un "objetivo industrial o empresarial". De esta manera, según la aerolínea, "no resulta exigible oferta pública alguna".

El pasado 5 de mayo, cuando las juntas de accionistas de Vueling y Clickair aprobaron el proyecto de fusión, el presidente de Vueling, Josep Piqué, ya se mostró confiado en que la CNMV sabría comprender la naturaleza de esta operación, para poder culminar la fusión en junio.

A pesar de que todavía queda pendiente este trámite, las dos aerolíneas ya han comenzado a trabajar conjuntamente a nivel organizativo para, posteriormente, unificar "todo lo visible al cliente". En julio, ambas compañías se convertirán en una única entidad, la nueva Vueling.

El proceso de fusión de Vueling y Clickair -con la absorción de Clickair por parte de Vueling con extinción de la primera y mediante ampliación de capital de la segunda y una ecuación de canje paritaria- dará lugar a una nueva aerolínea de bajo coste en manos de Iberia.

El capital restante está previsto que quede repartido entre Inversiones Hemisferio -actual principal accionista de Vueling- con un 15%, accionistas minoritarios como Nefinsa y aproximadamente un 20% de 'free float'.

La compañía tendrá resultados positivos a partir del presente ejercicio y se prevé que facture alrededor de 800 millones de euros en 2010 y que obtenga un resultado neto de explotación (Ebit) de entre el 6% y el 8% de esta cifra, transportando a once millones de pasajeros.