Cumbre

El G8 ve signos de estabilización en la economía pero aún existen riesgos

Las siete mayores potencias económicas mundiales más Rusia, el llamado Grupo de los Ocho (G8), ven signos de estabilización en sus economías, aunque la situación sigue siendo "incierta" y aún quedan "riesgos significativos".

El ministro de Economía británico, Alistar Darling, el secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner, el ministro canadiense de economia, James Michael, la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, su homólogo italiano Giulio Tremonti, el viceministro japonés de Finanzas para asuntos internacionales, Naoyuki Shinohara, el ministro de Economía alemán, Peer Steinbrueck, el ministro de Finanzas ruso, Alexei Kudrin, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia (segunda fila de iz a der) el presidente del Banco y el Fondo Africanos de Desarrollo (BAD y FAD), Donald Kaberuka, el director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, el gobernador del Banco de Italia, Mario Draghi, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, el presidente del Comité Monetario y Financiero Internacional (IMFC), Youssef Boutros-Ghali, y el secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, posan para la foto de familia.
El ministro de Economía británico, Alistar Darling, el secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner, el ministro canadiense de economia, James Michael, la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, su homólogo italiano Giulio Tremonti, el viceministro japonés de Finanzas para asuntos internacionales, Naoyuki Shinohara, el ministro de Economía alemán, Peer Steinbrueck, el ministro de Finanzas ruso, Alexei Kudrin, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia (segunda fila de iz a der) el presidente del Banco y el Fondo Africanos de Desarrollo (BAD y FAD), Donald Kaberuka, el director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, el gobernador del Banco de Italia, Mario Draghi, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, el presidente del Comité Monetario y Financiero Internacional (IMFC), Youssef Boutros-Ghali, y el secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, posan para la foto de familia.

Así lo declaran los ministros de Economía y Finanzas del G8, reunidos desde ayer en la localidad italiana de Lecce, en una declaración conjunta concluyente que fue divulgada hoy. "Hay signos de estabilización en nuestras economías, incluyendo una recuperación de los mercados bursátiles, un retroceso en la expansión de los tipos de interés y una mejoría en la confianza de los consumidores y en los negocios", señalan los ministros en la declaración.

"Pero la situación sigue siendo incierta y quedan riesgos significativos para la estabilidad económica y financiera", añaden.

Los ministros de Economía del Grupo de los Ocho reunidos hoy en L''Aquila (Italia) se han comprometido a proseguir con la estrategia trazada en las cumbres previas de Londres y Washington a la hora de reconducir la economía global "por un camino de crecimiento fuerte y estable", al tiempo que instaron a las instituciones internacionales a supervisar la puesta en práctica de los compromisos adoptados en encuentros previos.

"Adoptaremos todas las medidas necesarias para conducir a la economía global por el camino del crecimiento fuerte y estable, proveyendo los estímulos macroeconómicos consistentes con la estabilidad de los precios y la sostenibilidad fiscal a largo plazo", señaló.

"Nos reafirmamos en nuestro compromiso para emprender las acciones necesarias para garantizar la seguridad de las instituciones que sean sistemáticamente importantes", añadió el borrador. De igual modo, se solicita al Fondo Monetario Internacional (FMI) que colabore con este procedimiento a través del "trabajo analítico que sea necesario para que ayude al G8 en este largo proceso".

El G8 reconoce a posibilidad de que algunos indicadores económicos sigan arrojando resultados negativos a pesar de la entrada en práctica de la estrategia. "El desempleo podría seguir subiendo aún después de que el crecimiento económico comenzara a aumentar", indicó el texto, que solicitó en este sentido a los países que "establezcan medidas coherentes para reducir el impacto de la crisis sobre los empleos" a través del fortalecimiento de los sistemas de protección social, mejorando la flexibilidad de los mercados laborales y desarrollando "políticas activas que favorezcan los mercados laborales".

Por ello, el G8 explicó que está actuando "con rapidez" para "poner en práctica los compromisos alcanzados durante las pasadas cumbres de Washington y Londres" y pide en relación a ello que "las instituciones pertinentes controlen de cerca el desarrollo de este proceso a través del desarrollo de un paquete de medidas que promuevan la adherencia a los estándares internacionales" desarrollados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.