Mercados

Segundo premio para el Ibex: Sube un 2,05% semanal pero sin nuevos máximos anuales

Marcar nuevos máximos anuales se está convirtiendo en una dura batalla. Y a pesar de que el Ibex no deja de luchar, parece que el asalto al nivel más alto del año tendrá que posponerse una vez más. El selectivo, sin embargo, ha conseguido cerrar una nueva semana al alza, la cuarta consecutiva, con un ascenso del 2,05%. (Consulta el gráfico detallado del Ibex 35)

Sin fuelle para marcar nuevos máximos anuales. Y es que, pese a que las muestras de agotamiento de las que tanto hablan los expertos no hacen un contundente acto de presencia en el parqué, la Bolsa española no ha conseguido perforar los 9.724 puntos alcanzados el 6 de enero. La semana, sin embargo, se ha saldado con signo positivo. El Ibex ha cerrado su cuarta semana consecutiva de ascensos con una revalorización del 2,05% que ha situado al índice en los 9.714 puntos.

Por su parte, sus colegas del Viejo Continente no han podido subirse al carro de las compras y han tenido que conformarse con muchísimo menos. El Ftse de Londres se ha apuntado un leve 0,08%, el Cac de París ha restado un 0,39% y el Dax de Fráncfort ha perdido un 0,15% en los últimos cinco días.

El selectivo español ha demostrado así lo que ya comentara hace unos días José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España. El experto explicaba que "los datos económicos son obviados cuando suponen una amenaza sobre las expectativas de recuperación de la economía. Todo lo contrario cuando resultan mejores de lo esperado, lo que no significa que sean positivos". De esta manera, el frente macroeconómico estadounidense no ha supuesto una gran decepción a través de un déficit comercial o unas ventas minoristas que han estado en línea con lo esperado.

SANTANDER 2,68 -0,47%
INDITEX 21,91 1,48%

Mientras la economía real se aferra a los hechos, los organismos internacionales no desaprovechan toda ocasión de lanzar sus previsiones. Esta semana, el Fondo Monetario Internacional ha elevado desde el 1,9% hasta el 2,4% su estimación sobre el crecimiento de la economía mundial para 2010, mientras que el Banco Central Europeo ha señalado en su boletín mensual de junio que prevé un mayor deterioro del mercado laboral en la zona del euro durante los próximos meses. Asimismo, España ha recibido un varapalo por parte de Moody's, que ha señalado que podría recortar su 'rating' si advierte un deterioro duradero de su modelo económico.

Las noticias bancarias han supuesto un balón de oxígeno para los inversores. Al otro lado del Atlántico, el Tesoro ha anunciado que permitirá a diez de las grandes entidades financieras del país que devuelvan el dinero que se les prestó para combatir la crisis de crédito. En el mercado español, los bancos se han mostrado partidarios de que Bruselas dicte normas comunes para que los bancos centrales de los principales países de la zona lleven a cabo 'stress test' homogéneos. Así, el sector ha despedido la semana con ganancias. Popular ha sumado un 5,27%, Bankinter ha mejorado un 4,77% y Santander y BBVA se han apuntado un 4,27% y un 3,15% respectivamente.

Inditex celebra sus resultados

Las mayores ganancias, sin embargo, han sido claramente para Inditex. La textil presidida por Amancio Ortega, que ha presentado unas cuentas en línea con lo esperado por los expertos, ha ganado un 8,49% tras dar previsiones sobre los próximos meses, en los que mantendrá el número de aperturas. Iberdrola Renovables no ha conseguido sacar las mismas conclusiones de las últimas cinco sesiones. La filial de energías limpias de Iberdrola ha acumulado las pérdidas más abultadas del selectivo, con un retroceso del 5,91%, a pesar de aprobar el primer dividendo de su historia desde que comenzó a cotizar.

Fuera de las fronteras del Ibex 35, la estrella indiscutible ha sido Jazztel. La compañía ha sabido beneficiarse de las buenas recomendaciones de firmas como JPMorgan y Fortis y ha ganado un 25,77% semanal.

En el mercado de divisas, el Banco Central Europeo fijó hoy el cambio oficial del euro en 1,4004 dólares. El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotiza a 70,85 dólares después de que la OPEP haya recortado su previsión de demanda mundial de petróleo para 2009.