Inmobiliarias

Metrovacesa desiste de completar el pacto de separación y se queda en Gecina

Metrovacesa ha constatado que no es posible completar la ejecución del acuerdo de separación suscrito en 2007 por los entonces principales accionistas de la inmobiliaria, por lo que mantiene su participación del 26,9% en Gecina, su filial francesa.

Según comunicó hoy la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), una vez analizadas las circunstancias "no es posible completar la ejecución" del acuerdo de separación suscrito el 19 de febrero de 2007 por quienes eran en ese momento los principales accionistas de Metrovacesa: Joaquín Rivero y Bautista Soler, por un lado, y la familia Sanahuja, por otro.

El acuerdo, que pretendía poner fin al conflicto entre las dos partes, contemplaba en su fase final el traspaso a Metrovacesa de una serie de inmuebles de oficinas propiedad de Gecina a cambio de su participación en la compañía francesa.

Por lo tanto, ante la imposibilidad de completar el acuerdo, Metrovacesa se mantiene como accionista de Gecina con una participación del 26,9 por ciento. La inmobiliaria cuenta con cinco administradores designados a propuesta suya.

Metrovacesa constata la imposibilidad de completar lo establecido en el acuerdo "una vez analizado el conjunto de circunstancias recurrentes y sin perjuicio de sus efectos".

El pasado mes de abril, Gecina decidió abandonar el acuerdo pactado para separarse de Metrovacesa, su antigua matriz, al entender que su aplicación crearía una situación "insostenible" para la empresa francesa.

La decisión fue rechazada entonces por Metrovacesa, que se reservó "los derechos y acciones" que pudieran corresponderle.