Componentes

Tyco cierra su planta de Tarragona tras fracasar su venta

El grupo Tyco ha optado por cerrar la factoría de cables de baja y media temperatura para automoción de Valls (Tarragona), tras fracasar su venta. Las pérdidas acumuladas, que la compañía no cuantifica, y el progresivo traslado de los clientes a países de Europa del Este y Asia han forzado el cese de la producción. La plantilla de la factoría está formada por 115 trabajadores.

Un portavoz de la compañía indicó que los clientes de la planta de Tyco son los grandes proveedores del sector, que han traspasado progresivamente sus capacidades fuera de España. Sin embargo, la multinacional no trasladará la producción a países con mano de obra más barata, sino que ha decidido cerrar directamente la división de cableado por la caída de los márgenes.

Tyco mantendrá abierta únicamente una fábrica en España, la ubicada en Montcada (Barcelona), que se dedica a estampación y productos galvánicos con más de 300 empleados. La plantilla total del grupo aumenta hasta las 400 personas al añadir el centenar de empleados de las oficinas centrales instaladas en la capital catalana. La compañía pactó con la Generalitat la instalación de un centro de competencia a nivel internacional en Montcada para compensar el desmantelamiento del resto de fábricas. Además del cierre del centro de producción valenciano realizado el año pasado, Tyco abandonó la fabricación ubicada en la localidad barcelonesa de Berga.