Internet

La CE niega ayudas comunitarias al plan de banda ancha rural de Industria

Bruselas impide que el Gobierno financie la extensión de internet en el medio rural con 77 millones de fondos Feader. Industria quiso incluir estas ayudas al presupuesto de su nuevo Plan Nacional de Banda Ancha, pero la CE exige que el dinero lo gestionen las autonomías.

La Unión Europea no quiere que los fondos que destina para promover el desarrollo de zonas comunitarias deprimidas puedan ser utilizados en esta nueva etapa por los gobiernos centrales en el desarrollo de planes nacionales, aunque estos, en última instancia, favorezcan a estas zonas rurales.

Esta es la interpretación que han realizado los ministerios de Industria y Medio Rural ante la negativa de Bruselas a que el Gobierno de Madrid incluya los 76,296millones de euros que le corresponden de la nueva generación de ayudas comunitarias Feader en el presupuesto del nuevo Plan Nacional de Banda Ancha que sustituirá al que finalizó en octubre de 2008.

La CE exige que esos fondos, aunque finalmente se dediquen a la extensión de la banda ancha, sean aplicados "en inversiones a pequeña escala" y con proyectos que controlen las comunidades autónomas.

La disputa entreMadrid y Bruselas por el uso de este presupuesto comenzó el 20 de marzo último. En esa fecha, la CE aprobó lamodificación del reglamento de las ayudas al desarrollo rural vinculadas Plan Europeo de Recuperación Económica (PERE). Entonces se liberó un aporte financiero adicional de 1.020 millones de euros en forma de fondos Feader, de los que 600 se aplicarán en 2009 y 420 millones en el año 2010.

De este montante a España le corresponden 76,296 millones, aunque en realidad la cantidad a invertir asciende a 154 millones de euros porque los fondos, para ser liberados, deben de ir acompañados de aportaciones privadas nacionales al 50%.

Bruselas estableció que las nuevas ayudas "se podrán gastar con total flexibilidad en cualquiera de las prioridades siguientes: cambio climático, energías renovables, gestión del agua, biodiversidad medidas de acompañamiento a la reestructuración del sector lácteo, e innovación" con mención expresa a la "prioridad sobre infraestructuras de banda ancha en zonas rurales".

El Ministerio de Industria español vio en la liberación de estos fondos adicionales una oportunidad para articular su nuevo Plan Nacional de Banda Ancha para el periodo 2009-2013. Este plan debía nacer como continuación del que finalizó en octubre de 2008 y su objetivo consistirá en extender el acceso de internet desde su cobertura actual sobre el 98% de la población hasta el 100%, mejorando además las velocidades de transmisión.

Como los fondos Feader son gestionados en principio por los ministerios de agricultura, fuentes oficiales del departamento de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino han asegurado a este diario que fueron ellos los encargados de solicitar a la Comisión Europea que les permitiera utilizar estos fondos para "implementar un Plan Nacional de Banda Ancha en colaboración con elMinisterio de Industria". Argumentaron que "las competencias en materia de grandes infraestructuras de telecomunicaciones corresponden al Estado español".

La respuesta de Bruselas fue negativa ya que "es imposible realizar un plan nacional sobre banda ancha financiado con fondos Feader". Son las comunidades autónomas "las que diseñan los programas de desarrollo rural" y por tanto las que gestionan las ayudas.

Llevar internet al 100% de los españoles

Los preparativos para el lanzamiento de un nuevo plan de extensión de la banda ancha a las zonas rurales, en sustitución del que finalizó a finales de 2008, siguen su curso, a pesar de que la CE ha negado la inclusión en su presupuesto de los fondos Feader. Fuentes industriales del sector español de las telecos explican que este nuevo plan debe tener como objetivo extender al 100% de la población el derecho al acceso a los servicios de internet "a unas velocidades más altas de las actuales".

Aunque todavía no hay ninguna decisión tomada, una de las alternativas que se plantean es la implementación en estos medios rurales de "redes de telefonía celular en estándar HSPA compartidas por los principales operadores de móviles". Cada una de las compañías se encargaría del despliegue en una zona del territorio nacional. El anterior Programa de Extensión de la Banda Ancha en Zonas Rurales y Aisladas del Ministerio de Industria estuvo en vigor entre 2005 y octubre de 2008. Facilitó el acceso a internet a una población estimada de ocho millones de habitantes, distribuida en 5.700 municipios entre los menos poblados del país y repartidos entre 14 comunidades autónomas y en Ceuta y Melilla.

El plan ha contado con inversiones en las que se ha combinado el dinero público y el privado. En esta edición, las inversiones públicas fueron cofinanciadas con fondos comunitarios en forma de créditos y en algunos casos subvenciones directas por medio de los fondos Feder.

Las tecnologías utilizadas para la extensión de la banda ancha han sido, de manera prioritaria, el ADSL y también el satélite y los sistemas basados en soluciones celulares, Trac y LMDS.