Elecciones

¿Cómo le ha ido a los Gobiernos en los comicios al Parlamento europeo?

Los partidos de centroderecha mantuvieron el control del Parlamento Europeo en las elecciones que finalizaron el domingo, con un récord de abstención que evitó a la mayoría de grandes gobiernos nacionales derrotas bochornosas.

Reino Unido

Los primeros resultados sugirieron que el Partido Laborista en el poder sufrió una gran derrota, agudizando la presión sobre el primer ministro, Gordon Brown. El laborismo fue vencido por los conservadores de centroderecha en Gales, un bastión tradicional. También perdió un escaño en la región del norte de Inglaterra de Yorkshire y Humber frente al Partido Nacional Británico de ultraderecha.

Sondeos de opinión subrayaron el daño hecho al laborismo por un escándalo sobre gastos de parlamentarios y las especulaciones sobre el futuro de Brown, que remodeló su gabinete el viernes tras renuncias ministeriales. Se había especulado con que el liderazgo de Brown podría enfrentar un desafío si los resultados eran particularmente malos.

Francia

El partido UMP del presidente Nicolas Sarkozy ganó el domingo, con resultados parciales mostrando que obtuvo el 28%, frente a un 16,8% de los socialistas. No es habitual en Francia que a un partido gobernante le vaya bien en elecciones a mitad de mandato.

La sorpresa fue una coalición de políticos Verdes, liderada por el líder estudiantil de 1968 Daniel Cohn-Bendit, que logró el 16% de los votos, probablemente garantizando que temas medioambientales salten a la agenda política.

Alemania

Los conservadores de la canciller Angela Merkel siguieron siendo el partido más fuerte de Alemania pese a algunos reveses en las elecciones, impulsando sus aspiraciones de retener el poder en los comicios federales de septiembre. El socio de coalición preferido por Merkel, el partido Liberal Demócrata, fue el principal ganador, apuntando a una posible alianza entre los dos después de las elecciones de otoño.

El respaldo para los socialdemócratas, que desde el 2005 han compartido el poder con los conservadores de Merkel en una coalición forzada, languideció a mínimos récord en un revés para las esperanzas del ministro de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, de convertirse en canciller.

Irlanda

El partido de centroizquierda Fianna Fail del primer ministro Brian Cowen podría acabar perdiendo un escaño ante sus rivales euroescépticos, en lo que sería el último revés del partido por la mala gestión económica.

Italia

Pese a escándalos como supuestos sobornos a un abogado, una relación con una joven de 18 años y el uso de aviones del Estado, el partido del Pueblo de la Libertad del primer ministro Silvio Berlusconi parecía dirigirse a una modesta victoria con un sondeo de Sky Italia dándole un 39%.

Pese a la recesión, Berlusconi sigue siendo el político más popular de Italia y la oposición sufre su división entre diversos grupos de izquierda, anticorrupción y católicos. El Partido Democrático de centroizquierda podría reunir sólo el 27,5% de los votos, según el sondeo.

España

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) perdió como se preveía, pero el conservador Partido Popular (PP) en la oposición no logró el margen arrollador que algunos habían previsto. Según resultados provisionales, el PP logró una ventaja de 3,7 puntos frente a los socialistas.

Grecia

Los gobernantes conservadores, que se enfrentan a la crisis económica, disturbios sociales y varios escándalos, parecen haber perdido frente al partido socialista, que presionará para que se adelanten las elecciones generales antes de la fecha prevista de finales del 2011. Con la mitad de votos escrutados, el socialista PASOK llevaba la delantera con el 36% y el partido gobernante Nueva Democracia tenía el 33 por ciento.

República Checa

El ex partido gobernante, los derechistas Demócratas Cívicos, quedaron en la delantera como estaba previsto con el 30,81% de los votos, según resultados parciales, mientras que el Partido Social Demócrata logró el 22,9%. El país está siendo dirigido por un gobierno interino antes de las elecciones anticipadas de octubre.

Hungría

Los socialistas, que gobiernan en un ejecutivo en minoría liderado por el primer ministro Gordon Bajnai, sufrieron una aplastante derrota frente al principal partido de la oposición, Fidesz, un resultado que podría desestabilizar sus reformas. El partido ultraderechista Jobbik ("Por una Hungría Mejor") capitalizó el descontento por la crisis económica del país y el resentimiento de su minoría gitana para ganar tres escaños.

Dinamarca

Los Social Demócratas en la oposición lideraban el recuento provisional con el 21,2% de los votos, apenas por delante del partido Liberal.

Filandia

El Partido Coalición Nacional de centroderecha logró la mayoría con un 22,5% de votos. Su socio de coalición, el Partido de Centro, fue segundo con el 20%. Los Social Demócratas en la oposición quedaron terceros pese a una caída en la popularidad del primer ministro Matti Vanhanen.

Austria

Los dos mayores partidos, los Social Demócratas (23,8%) y el Partido Popular (29,7%), perdieron respaldo con respecto a las últimas elecciones del 2004, pero siguieron siendo las principales formaciones del país.

El independiente Hans-Peter Martin avanzó para asegurarse casi el 18% de los votos. Se esperaba que atrajera a algunos que habrían optado por la ultraderecha. El Partido de la Libertad logró apenas un poco más del 13 por ciento.

Portugal

Los Social Demócratas en la oposición desafiaron los sondeos y terminaron primeros con el 31,7%, venciendo a los Socialistas en el poder, con un 26,6%.

Eslovaquia

El partido socialdemócrata Smer del primer ministro Robert Fico logró una convincente victoria con el 32% de los votos en unas elecciones en las que sufragó menos del 20% del electorado. El principal partido de centroderecha en la oposición, el SDKU, fue segundo con el 17%.

Rumanía

Los dos partidos que gobiernan en coalición, los Demócratas Liberales centristas y los Social Demócratas ex comunistas, finalizaron apenas con un poco más del 30% de los votos, aproximadamente lo mismo que en las elecciones parlamentarias de noviembre. El Partido Gran Rumania de extrema derecha logró el 7,2% de los votos.

Chipre

En Chipre, la Alianza Democrática de derecha, en la oposición, logró una ventaja de menos de un 1% frente al partido Comunista. Ambos partidos ganaron con respecto a anteriores elecciones, mientras que el Partido Democrático, centrista, perdió terreno.

Luxemburgo

El Partido Popular Social Cristiano del primer ministro Jean-Claude Juncker ganó cómodamente con el 31,39% de los votos frente al 19,27% del rival más cercano.

Malta

El Partido Nacionalista de centroderecha del primer ministro Lawrence Gonzi perdió frente a su rival Partido Laborista de Malta, según los resultados provisionales, ya que logró el 41% frente al 55% del laborismo.

Bulgaria

La indignación de la opinión pública ante la incapacidad del Gobierno para acabar con la corrupción crónica y el crimen organizado, así como proteger a la economía de la crisis mundial, llevó a los socialistas en el poder a una derrota. Según los resultados previstos, la oposición de derecha GERB, liderada por el alcalde de Sofía, Boiko Borisov, logró el 26,15% frente al 18,87% de los socialistas.

Polonia

La gobernante Plataforma Cívica de centroderecha mantuvo su ventaja, logrando el 45,2% de los votos proyectados, siguiendo como el más popular pese a una economía ralentizándose drásticamente. La principal oposición, el partido euroescéptico Ley y Justicia, logró el 29,5%, mientras que los izquierdistas SLD lograron el 12%.

Letonia

El Partido Unión Cívica de derecha ganó con el 24,32%. El Centro de Concordia, apoyado por la gran población ruso-hablante de Letonia, fue segundo con el 19,53%.

Estonia

El Partido de Centro, el principal en la oposición, ganó con el 26,4%. El Partido Reformista del primer ministro Andrus Ansip fue segundo con el 15,3%.

Lituania

La alianza conservadora del primer ministro Andrius Kubilius logró el 25,69%. Los socialdemócratas en la oposición fueron segundos con el 19,6%.

Eslovenia

El Partido Democrático Esloveno, de centroderecha y en la oposición, ganó con el 26,92%. Los gobernantes Social Demócratas fueron segundos con el 18,45%.

Holanda

Los votantes holandeses, tras rechazar un borrador de Constitución para Europa hace cuatro años, otorgaron al político antiinmigración Geert Wilders cuatro de los 25 escaños en las elecciones al Parlamento europeo. Los Cristiano Demócratas del primer ministro Jan Peter Balkenende lograron 5 escaños y su socio de coalición, el laborista PvdA, tres.

Bélgica

Sede de muchas instituciones europeas, Bélgica también celebró elecciones regionales, que tuvieron más atención que los comicios a la Eurocámara. Los Cristiano Demócratas flamencos de centroderecha lograron el 15,15% de los votos para el Parlamento Europeo. El partido liberal flamenco OpenVLD y el Partido Socialista lograron el 13,2% y el 10,19%, respectivamente.

Suecia

El Partido Pirata de Suecia, tocando la fibra sensible de los votantes que quieren más contenidos libres en internet, logró el 7,1% de los votos en las elecciones europeas, cantidad suficiente para obtener un escaño. La formación quiere liberalizar leyes de derechos de autor, abolir el sistema de patentes y reducir la vigilancia en internet.

Los Social Demócratas en la oposición ganaron con el 24,6%, mientras que los Moderados del primer ministro Fredrik Reinfeldt lograron el 18,8%.