Diseño

Nuevas joyas de Elena Cáncer para el Thyssen

Elena Cáncer no lleva joyas encima, pero las que ella diseña las pasean por todo el mundo personajes como la cantante colombiana Shakira o Rania de Jordania. Filóloga de formación, presentó su primera colección en 1988, en el marco del Salón Cibeles. Hoy los exclusivos diseños de esta artista, de gran formato y en metales oxidados, se exhiben en las tiendas de los principales museos españoles. La última colección acaba de llegar al Thyssen Bornemisza de Madrid. Cuatro piezas inspiradas en obras de maestros antiguos como Hans Maler y Hans Wertinger o modernos como David Bomberg. En cualquier detalle del cuadro surge la inspiración.

Elena Cáncer colabora con el Museo Thyssen desde 1999. De la relación salió una de las estrellas intemporales de su colección, el collar con fleco de perlas inspirado en el Retrato de Giovanna Tornabuoni de Ghirlandaio. Las nuevas joyas evolucionan en la línea de sus anteriores creaciones, tejidos metálicos, geometrías mágicas, en acabados bronce y plata azulada. Están realizados a mano, pieza a pieza, por artesanos de Madrid y Menorca.

La diseñadora ha creado también joyas para el Museo Picasso de Barcelona, para el Reina Sofía de Madrid, el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) y el Patio Herreriano de Valladolid. Sus diseños florales incluso han llegado a la tienda del Palacio de Versalles.

En su obra se adivinan varias influencias, desde el rigor geométrico del art decó, el espíritu étnico, oriental, o añoranzas medievales. Conviven con elementos técnicos y futuristas, sin olvidar los trabajos industriales, "una influencia del Bilbao de mi infancia", aprecia Elena Cáncer. "Busco la atemporalidad, pero por supuesto, sigo las tendencias", explica. Es una colección ausente de dorados y donde dominan los grandes formatos.

"La mujer española se identifica plenamente con mis diseños", asegura. Mujeres que valoran lo experimental. "En épocas de crisis, he observado que se venden mejor las piezas más arriesgadas". Pero sus joyas triunfan también en otros países, como Japón. El precio de las piezas, garantizadas por un año, se encuentra entre los 200 y los 300 euros. (Elena Cáncer. Velázquez, 9. Madrid).

Cabezas y bustos para mostrar la espiritualidad femenina

Se subió al carro de la moda hace 20 años. Sin apoyos. "Soy independiente, he ido contracorriente", recuerda. Hace dos años, el mundo de la moda la reclamó para participar en la exposición Reinventando el Calzado en el Museo del Traje y ella respondió con una colección de seis zapatos-joya en colaboración con Paco Herrero. Hoy el interés de Elena Cáncer es el arte. Joyas y esculturas. El próximo 18 expondrá en Cascais (Portugal), cuatro obras grandes. Cabezas y bustos de mujer, con las que pretende mostrar la espiritualidad femenina. Obras de formas redondeadas, suaves, con pocas aristas, realizadas en bronce. Fuera de ellas, sólo se imagina diseñando lámparas y muebles.