Wall Street

La Bolsa de Nueva York se aferra al dato del paro para cerrar la semana con un alza del 3,09%

La Bolsa de Nueva York firma su tercera semana consecutiva de ganancias. Los datos 'macro' publicados en los últimos cinco días alentaron la esperanza en una pronta recuperación económica, provocando que el Dow Jones se anotara una subida del 3,09%.

Wall Street se deja llevar por los brotes verdes de la economía y firma su tercera semana consecutiva de ganancias. A la estabilización del mercado inmobiliario se sumó hoy la 'buena nueva' del mercado laboral. Los datos publicados señalan que la destrucción de empleo se atenúa, algo que podría ser el principio del fin de una recesión que parece empezar a encontrar luz al final del túnel.

En el balance semanal, el Dow Jones se apuntó una subida del 3,09%, hasta los 8.763 puntos, en tanto que el tecnológico Násdaq y el selectivo S&P500 se apuntaron un 4,23% y 2,28%, respectivamente.

Los datos 'macro' publicados en los últimos cinco días dan motivos para pensar en una pronta recuperación económica. El aumento de ventas de casas pendientes, que subió en abril un 6,7%, impulsado por la caída "récord" de los tipos de interés de los préstamos hipotecarios, ha sido interpretado por algunos analistas como una posible estabilización del mercado inmobiliario.

DOW JONES 34.327,79 -0,16%

Otra de las caras buenas de la semana la mostraron las cifras de ingresos y gastos personales. Según lo publicado por el Departamento de Comercio, la bajada de los impuestos se tradujo en que los ingresos subieron un 1,1%, mientras que los gastos bajaron un 0,1% en abril.

Sin embargo, lo más destacado en lo que a referencias macroeconómicas se refiere ha sido el dato publicado hoy por el departamento de Trabajo estaunidense. El índice de desempleo en mayo subió al 9,4%, por encima del 9,2% que esperaban los analistas y también superior al 8,9% de abril. Sin embargo, la lectura positiva es que la destrucción de empleo parece empezar a atenuarse.

En el ámbito empresarial, la protagonista de la semana fue la declaración en suspensión de pagos de General Motors. El grupo automovilístico presentó el pasado martes ante un tribunal de Nueva York la solicitud para acogerse al capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, con un pasivo de 172.810 millones de dólares (122.500 millones de euros al cambio actual). Este histórico de la Bolsa de Nueva York, abandona hoy, después de 83 años, el índice Dow Jones.

Los títulos que más avanzaron esta semana fueron los de Alcoa, que subieron un 18,66%, impulsados por la pujanza que viven estos días las empresas de materias primas. A esta la siguieron empresas industriales y tecnológicas en su mayoría: Boeing (17,39%), Hewlett-Packard (8,73%), United Technologies (7,18%) y Microsoft (5,98%)

Peor suerte corrieron los títulos de Citigroup, que hoy afrontó su última sesión como cotizada del Dow Jones. El banco estadounidense perdió esta semana un 6,99% después de que el mercado haya sabido que la Corporación Federal de Seguros de Depósito (FDIC) está presionando a la entidad para que haga una reestructuración de su cúpula directiva.

El precio del barril de petróleo Texas, de referencia en Estados Unidos superó la barrera de los 70 dólares, un nivel que no había marcado desde el pasado mes de octubre, tras conocerse los datos de empleo en EE UU, mejores de lo previsto, lo que alimenta las esperanzas de una incipiente estabilización de la economía estadounidense y, a su vez, sirve de estímulo a las expectativas de evolución de la demanda.