_
_
_
_
_
Motor

Opel tendrá un socio industrial ruso tras la salida de Sberbank

Los movimientos accionariales del socio ruso de Magna, Sberbank, pueden tener efectos imprevisibles. La entidad pública rusa no se considera un "socio estratégico" y asegura que venderá a un inversor ruso su 35% una vez concluya la reorganización. El sector ve como candidatos más probables el conglomerado Russian Technologies o Gaz Group, propiedad del magnate Oleg Deripaska. Sberbank, eso sí, cree que habrá "recortes mínimos" en Alemania, lo que podría perjudicar a la planta de Figueruelas.

El banco ruso Sberbank, cuyo principal accionista es el Banco Central de la Federación Rusa, aseguró ayer que no considera estratégica la participación del 35% que ostentará en Opel en caso de que el principio de acuerdo de su socio canadiense Magna con General Motors y el Gobierno de Alemania derive en un acuerdo definitivo. El consejero delegado de Sberbank, German Gref, avanzó ayer en San Petersburgo que venderá esta participación cuando lo considere oportuno, preferiblemente a un inversor ruso.

Este anuncio levantó ayer un cierto revuelo en el seno del sector, que ve cómo en el capital de la segunda marca más vendida de Europa habrá un socio industrial ruso de referencia que contará con la misma participación que General Motors, frente al 20% de Magna (que se convertiría en el accionista desequilibrante) y el 10% de los trabajadores.

Uno de los candidatos podría ser el conglomerado industrial Russian Technologies, una opaca empresa liderada por Sergei Chemezov, un viejo aliado del primer ministro Vladimir Putin. Otro de los candidatos podría ser Gaz Group, propiedad del magnate Oleg Deripaska, si bien diversos analistas creen que Gaz ya tiene suficientes problemas de deuda por sí solo.

Gref cuenta con que la reestructuración de Opel abarque también diversos activos de General Motors en el país, como es la planta de AvtoVaz que produce el Chevrolet Niva y la factoría de San Petersburgo. El fin último en la cabeza de Gref y de ese futuro socio industrial es incrementar el peso ruso en la industria de la automoción, gracias a estos activos y la transferencia tecnológica desde GM. Gref reveló ayer también que Magna y el banco que dirige inyectarán 500 millones de euros en Opel para tratar de salvaguardar empleos. Cada uno de los socios realizará su contribución en función de la participación de que dispondrán en la marca alemana.

Menos recortes en Alemania

Este salvamento de empleos de los que hablaba el consejero delegado de Sberbank pueden ser una mala noticia para Figueruelas. Gref indicó que será necesario realizar "recortes mínimos" en Alemania, de forma que la reestructuración se concentrará en otros países. Además de en Alemania y España, Opel también tiene fábricas en Bélgica, Reino Unido, Polonia y Rusia. Ayer, el consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, reconoció que tras la constitución de la empresa fiduciaria que gestionará Opel, Figueruelas tendrá que "ajustarse con sacrificios" para adaptarse a las nuevas necesidades de producción. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, tiene previsto entrevistarse hoy con los responsables de Sberbank.

El Meriva, sólo en Figueruelas

El consejero de Economía del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, aseguró ayer que el nuevo Meriva se fabricará íntegramente en la planta de Figueruelas (Zaragoza) a partir de abril de 2010, informa Arturo Cenzano. Esta confirmación se produce tras la entrevista mantenida el pasado miércoles en Rüsselsheim entre el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y el responsable de GM Europa, Carl Peter Foster, y a la que asistió también el mandatario autonómico. Antes de la segregación de Opel, la fábrica tenía adjudicada también la producción del futuro Corsa.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_