Multa

El estado de Texas presenta una demanda contra BP por 46 delitos ecológicos

El fiscal general del estado de Texas presentó este jueves una demanda contra la filial estadounidense de la petrolera británica British Petroleum por hasta 46 delitos ecológicos en su refinería de Texas City, incluida una explosión en la planta en el año 2005 que dejó 15 personas muertas y más de un centenar de heridos.

"BP ha sido acusada de más de 45 emisiones ilegales en los últimos años (...) de contaminar nuestro medio ambiente, de ocultar información a las autoridades y de dañar a la población de Texas", afirmó el fiscal general, Greg Abbott, en un comunicado de prensa en el que informa de los detalles de la demanda presentada ante un tribunal de Austin.

La demanda, que consta de casi un centenar de páginas, incluye hasta 46 emisiones contaminantes ilegales de la refinería de Texas City registradas entre los años 2000 y 2007, incluida la que provocó hace cuatro años la explosión en la planta que dejó 15 trabajadores muertos y casi 200 heridos, según informa el diario Houston Chronicle.

El fiscal Abbott se refiere en concreto a un conjunto de emisiones "ilegales e innecesarias" que han llevado a la Comisión de Calidad Medioambiental de Texas a plantear 15 procedimientos contra la compañía por contaminar el medio ambiente con monóxidos de carbono, sulfuros de hidrógeno, dióxidos de azufre y óxidos de nitrógeno, entre otros.

El portavoz de BP, Ronnie Chappell, afirmó este mismo jueves que el objetivo de la compañía es resolver este asunto y hacer frente a las preocupaciones del estado. "Estamos trabajando duro para reducir el número de emisiones en la refinería de Texas City. Las mejores que estamos implementando deberían reducir significativamente las emisiones", indicó.

En la actualidad la legislación de Texas obliga a BP a informar a la Comisión de Calidad Medioambiental de todas las emisiones ilegales que se produzcan y a tomar medidas para que no se repitan, pero el fiscal considera que la compañía no sólo incumple la normativa sino que tampoco está dando pasos para intentar frenar el número de emisiones.