Riesgos

Los impagos a empresas se han quintuplicado en España, según el grupo Coface

La crisis económica ha hecho aumentar los impagos a las empresas, que en los países industrializados se han triplicado y en España han llegado a quintuplicarse, aunque hay indicios de que este problema ha tocado fondo y va a empezar a disminuir a partir del cuarto trimestre del año.

Así lo aseguraron hoy directivos del grupo francés de seguros para la exportación Coface, que celebra hoy en Madrid la undécima Conferencia anual Riesgo-País.

El pasado mes de abril, Coface rebajó la calificación riesgo-país de España desde "A2" con vigilancia negativa hasta "A3" también con vigilancia negativa, tras constatar un deterioro de la solidez media de sus empresas como consecuencia de la crisis de crédito.

El economista jefe de Coface, Yves Zlotowski, explicó en rueda de prensa que se trata de una rebaja de calificación coyuntural, que se ha aplicado a la mayoría de los países industrializados, y que se explica por la recesión global, aunque se mostró convencido de que España "no está condenada" a contar con esta mala nota y volverá a un mejor ránking en cuanto se inicie la recuperación.

Zlotowski recordó además que España mantiene la máxima calificación de Coface (A1) en lo que respecta al clima de negocio, una nota que se rige por criterios estructurales y mide la seguridad jurídica, la protección de los acreedores en caso de impagos y la eficiencia del sistema legal.

El director general adjunto de la compañía en España, Marcelino Moneo, recordó que aún hay debilidades en la economía española como las "rigideces" de su mercado laboral o los aún elevados retrasos en los procedimientos concursales.

Pese al fuerte aumento de los impagos entre empresas, Moneo señaló que, según los datos de Coface, los datos de abril y mayo han mejorado.

Así, el importe de los impagos -de las empresas a las que asiste esta compañía- se redujo esos dos meses en un 20 por ciento, y Coface espera que el número de impagados empiece a bajar a partir del cuarto trimestre.

Los directivos de Coface ven posible que la recesión global haya tocado fondo, aunque tienen sus dudas sobre si se están produciendo ya "brotes verdes" en la economía que apunten hacia la recuperación.

En España la crisis empezó a notarse antes y acabará después, debido al fuerte ajuste inmobiliario y los problemas de acceso al crédito, aunque Marcelino Moneo subrayó factores positivos como los bajos tipos de interés y la caída de los precios de consumo, así como el aumento del ahorro y, en definitiva, de la renta disponible, que pueden ayudar que se empiece a recuperar el consumo.