Rumores

Fernández Ordóñez da por hecho que agotará su mandato al frente del Banco de España

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, asegura que se mantendrá al frente del Banco de España hasta agotar su mandato, en 2012, pese a los rumores suscitados en los últimos meses a raíz de su enfrentamiento con el Gobierno por sus advertencias acerca de la sostenibilidad de las cuentas de la Seguridad Social y el futuro de las pensiones.

Así se lo trasladó ayer a los portavoces de la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso de los Diputados en el marco de una visita protocolaria a la sede del Banco de España, según informaron a Europa Press en fuentes parlamentarias.

En el curso del encuentro, que tuvo un "carácter informal y distendido", Fernández Ordóñez respondió a las preguntas de los diputados sobre su continuidad al frente del supervisor recordando que el puesto de gobernador del Banco de España tienen una duración de seis años y que él fue elegido en 2006.

El pasado 15 de abril, Fernández Ordóñez advirtió al Congreso de que el impacto de la crisis se ha "dejado sentir" en un "rápido deterioro" de las cuentas de la Seguridad Social, cuyo superávit "podría desparecer este mismo año", y abogó por emprender reformas estructurales "sin dilación" para garantizar el futuro de las pensiones, en el marco del Pacto de Toledo.

Polémica con Corbacho

Estas palabras suscitaron una encendida respuesta por parte del Gobierno y en especial del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, quien acusó al gobernador de "excederse" en sus competencias. Además, se vio obligado a comparecer ante el Congreso para defender la posición del Ejecutivo.

Aunque aseguró que la Seguridad Social no entrará en déficit ni en 2009 ni en 2010 y que las pensiones están "plenamente garantizadas", Corbacho admitió la necesidad de abordar "reformas sin precipitación" para hacer frente a los retos derivados del envejecimiento de la población.