Motor

Delphi alcanza un acuerdo con el fondo Platinum para salir de la suspensión de pagos

El grupo estadounidense Delphi, antigua filial de General Motors que fue durante años el primer fabricante mundial de componentes para automóviles, alcanzó hoy un acuerdo con el fondo Platinum que le permitirá salir en breve de la suspensión de pagos en que se encuentra desde octubre de 2005, anunció hoy la compañía.

El acuerdo contempla la cesión de los activos de Delphi, una vez completado su programa de reestructuración, a la sociedad Parnassus Holdings, filial de Platinum, que como contrapartida realizará un desembolso de 3.600 millones de dólares (unos 2.550 millones de euros).

Este acuerdo cuenta con el respaldo de General Motors, antigua matriz de Delphi, que realizará una aportación de 250 millones de dólares (177 millones de euros), y de GM Components Holding, la sociedad bajo la que el consorcio autromovilístico agrupó varias instalaciones de su antigua filial.

Cierre de Puerto Real

La declaración de suspensión de pagos de Delphi en el año 2005 tuvo repercusión en España dos años después, con el cierre de la planta gatitana de Puerto Real, anunciado en febrero de 2007, lo que supuso la eliminación de 1.600 puestos de trabajo.

Delphi estuvo a punto de emerger de la suspensión de pagos el pasado año, pero el fondo Appaloosa y otros ocho inversores dieron marcha atrás sin previo aviso a su plan para inyectar en la empresa unos 2.500 millones de dólares (unos 1.773 millones de euros), lo que retrasó el fin de la protección judicial.

Ratificación judicial

El acuerdo anunciado hoy por Delphi supondría el fin de la suspensión de pagos siempre que superara dos audiencias judiciales en el Tribunal de Quiebras del Distrito Sur de Nueva York (el mismo en el que General Motors presentó hoy su solicitud de concurso de acreedores). Las audiencias están previstas para los días 16 de junio y 23 de julio.

El presidente y consejero delegado de Delphi, Rodney O'Neal, indicó que tras un proceso "complejo" de negociaciones, las modificaciones efectuadas en su programa de reestructuración permitirán a la empresa superar la suspensión de pagos. Además, O'Neal agradeció la paciencia de sus clientes y la dedicación de sus trabajadores.