Empresas

La CNMV prevé un repunte de auditorías con salvedades

El presidente de la CNMV, Julio Segura, afirma que la crisis provocará una reducción de las auditorías con opinión favorable. Ocho de los algo más de 300 informes remitidos al regulador hasta el momento contienen alguna salvedad.

Aún es pronto para tener datos definitivos, pero sí se observa que el entorno económico de mayores dificultades está generando tensiones en las cuentas de los emisores ya que, aunque no existen con datos completos, el número de auditorías con opinión favorable recibido muestra ya "un descenso respecto al ejercicio anterior". Es el adelanto de la situación ofrecido el pasado martes por el presidente de la CNMV, Julio Segura, durante su comparecencia parlamentaria para presentar la memoria del organismo.

Hasta ayer se habían recibido algo más de tres centenares de informes de auditoría, de los que ocho cuentan con alguna salvedad, algunas de ellas de limitación al alcance. æpermil;sta constituye una de las salvedades más preocupantes, ya que reflejan que el auditor no ha dispuesto de información suficiente para formarse una opinión fundada. Una de las ocho entidades con salvedades es Sos. En este caso las salvedades tienen que ver con la incertidumbre respecto a la continuidad del negocio. En el capítulo de salvedades acompañan a Sos Compañía de Inversiones Cinsa, Amci Habitat, Española del Zinc, Lefa, Mobiliaria Monesa, Inmofiban y Urbas Guadahermosa.

Fuentes de las principales firmas auditoras reconocen que las crisis suelen poner de manifiesto algunas tensiones entre auditor y auditado. Y si a eso se le une lo relativamente reciente del uso de los cambios en las valoraciones introducidas por la nueva contabilidad, el resultado será el repunte en el número de auditorías con salvedad.

"En una situación como ésta de crisis, los informes de auditoría tendrán más salvedades que en años anteriores. æpermil;stas son, fundamentalmente, incertidumbres sobre la continuidad del negocio, derivados de las dificultades que tienen las empresas para obtener financiación", explica Ignacio Viota, director general de auditoría de Ernst & Young.

El Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE) abunda en la idea: "En un periodo de fuerte incertidumbre económica, las empresas están más expuestas a los riesgos (crediticios, de mercado o liquidez), y eso lo detecta el auditor que, además debe extremar su escepticismo profesional al evaluar el principio de empresa en funcionamiento". Un escepticismo reflejado tanto a través de salvedades como de párrafos de énfasis.