Investigación

RTVE acuerda una destitución más y abre cinco expedientes tras la Copa del Rey

El presidente de RTVE, Luis Fernández, presentó ayer por la mañana al consejo de administración del grupo el informe de la investigación abierta por los errores en la retransmisión de la Copa del Rey de fútbol. El resultado: una nueva destitución, la del director de Contenidos Deportivos de TVE, Ricardo Castellanos, y la apertura de expedientes disciplinarios a cinco trabajadores. Anteriormente ya había sido destituido el máximo responsable de Deportes, Julián Reyes.

Por la tarde, en el Congreso de los Diputados, Fernández explicó que la principal conclusión del informe es que no hubo intento alguno de manipulación o censura cuando no se emitieron en directo el himno y los abucheos del público durante la llegada de los Reyes a Mestalla. No obstante, admitió que se han detectado fallos de comunicación entre los responsables de la emisión, falta de atención y diligencia en el cumplimiento de sus funciones por parte de algunos de los profesionales e inobservancia de las instrucciones "claras y contundentes" que se dieron.

Fernández aclaró que la apertura de expedientes no prejuzga la responsabilidad de los afectados, que continúa la investigación y que las declaraciones tomadas a los 16 trabajadores examinados se hicieron con todas las garantías.

Los miembros del consejo de administración criticaron la "sobreactuación" de los responsables de RTVE a la hora de pedir disculpas y tratar de aclarar responsabilidades y exigieron que no se cometan "excesos" cuando se impongan posibles sanciones a quienes eran meros trabajadores, indicaron en fuentes del máximo órgano de administración. Por su parte, todos los sindicatos de RTVE expresaron su rechazo a los expedientes y pidieron su paralización, apuntando como responsables tanto al director de TVE, Javier Pons, como a todo el consejo de la corporación.

Por otro lado, Fernández desveló que la participación de TVE en Eurovisión costó 285.302 euros (224.205 euros por el canon de la Unión Europea de Radiodifusión) y que los ingresos obtenidos fueron inferiores, de unos 265.000 euros.