Coyuntura

Salgado dice que 2010 no será "un año fácil" para la economía

Los brotes verdes tardarán en madurar. Así lo vino a reconocer ayer en el Congreso en un esfuerzo de sinceridad la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, para quien "2009 va a ser un año difícil, con una elevada incertidumbre". "No nos cabe ya ninguna duda de que 2010 tampoco va a ser un año fácil para la economía española" abundó. En esta coyuntura, las medidas que tomará el Gobierno serán "coherentes con nuestros objetivos a largo plazo" y, por lo tanto, no habrá "disculpas" para posponer sine díe reformas necesarias, añadió. De hecho, la crisis confiere a estas reformas "un elemento añadido de urgencia", defendió Salgado.

La vicepresidenta respondió ayer en el Congreso a sendas intervenciones del portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, y de la diputada Rosa Díez. Montoro le dijo a Salgado que en lugar de "brotes verdes", lo que tenemos "son encendidas las luces rojas de la economía", como acaban de constatar diversos servicios de estudios públicos y privados. "El año que viene puede continuar la recesión y este año la caída de la actividad económica va a situarse en torno al 4%. Esto significará que en 2010 tendremos cinco millones de parados", pronosticó Montoro. Rosa Díez emplazó al Gobierno a ambicionar de verdad un pacto de Estado por la recuperación económica.

Aunque no se consoló con este dato, Elena Salgado recordó que en el primer trimestre de este año, el PIB español cayó el 1,9%, exactamente la mitad de lo que disminuyó en Alemania. "Y, hasta donde yo se, la oposición en Alemania no se porta como se portan ustedes", le dijo a la bancada del PP.

Batería de medidas

El Gobierno desarrollará mediante proyectos de ley u otras vías legislativas las medidas económicas expuestas en el reciente debate del estado de la nación "exactamente como el presidente del Gobierno las planteó", advirtió ayer Elena Salgado en el Congreso.