Industria automotriz

El fabricante chino BAIC presenta una oferta y se une a la puja por Opel

El fabricante chino de automóviles Beijing Automotive Industry Holding Co (BAIC) ha presentado una oferta por la firma Opel, del grupo General Motors, según indicó una fuente cercana a la empresa asiática. "El interés de los chinos es muy elevado", dijo la fuente.

El plan de BAIC contempla conservar las cuatro plantas de Opel en Alemania durante al menos dos años y no plantea recortes de empleo en este país, según dijo una fuente financiera, que añadió que la operación implica menos de 5.000 millones de euros en ayudas estatales.

Se prevé que el Gobierno alemán, que anteriormente había señalado el interés de BAIC, elija el candidato que se haga con Opel mañana miércoles.

La italiana Fiat, la empresa canadiense de piezas para automóviles Magna International y el holding industrial RHJ International también han presentado ofertas.

Gobierno alemán insta a mejorar ofertas

Por su parte, el ministro de Economía de Alemania, Karl-Theodor zu Guttenberg, aseguró hoy que no existen favoritas entre las ofertas realizadas por Fiat, Magna y RHJ para entrar en el capital de la firma automovilística Opel, del grupo General Motors, aunque instó a todas ellas a que mejoren sus propuestas.

"No hay ningún favorito. Todos sabemos que las mejoras son necesarias", explicó Guttenberg tras la reunión mantenida con la canciller alemana, Angela Merkel, y el consejero delegado de Fiat, Sergio Marchionne, para debatir sobre la oferta realizada por la firma italiana para entrar en el capital de Opel.

El titular de Economía de Alemania instó a las tres empresas a que asuman mayores riesgos en sus respectivas ofertas sobre la filial alemana de General Motors y para que se comprometan a preservar trabajos y centros de producción.

Con la reunión mantenida hoy, Marchionne tenía intención de convencer al Gobierno teutón de que la oferta realizada por su compañía es la mejor para entrar en el capital de Opel y de exponerle su intención de formar un gran grupo automovilístico europeo, junto con Chrysler.

Merkel se reunirá mañana con representantes de su gabinete de gobierno, así como con los responsables de los Estados en los que la firma automovilística tiene plantas, con ejecutivos de General Motors y con representantes de las tres empresas que han presentado ofertas.

El Gobierno de Alemania ha dejado claro que General Motors es la que debe tomar la decisión final sobre el futuro de Opel, aunque el Ejecutivo teutón jugará un papel muy importante a la hora de conceder créditos y garantías que permitan asegurar el futuro de la compañía.