Relevo

Francisco Reynés cambia Criteria por Abertis

El holding de La Caixa ficha a Gonzalo Gortázar como consejero director general.

El consejo de administración de Abertis ha aprobado la incorporación de Francisco Reynés como consejero director general, tal y como avanzó Cinco Días. El hasta ahora director general de Criteria Caixacorp, holding inversor de La Caixa, entra en la gestora de infraestructuras como segundo consejero ejecutivo, junto al presidente de la entidad, Salvador Alemany. La llegada de este directivo, de perfil financiero e industrial, conlleva una reorganización en la cúpula de Abertis.

Francisco Reynés Massanet fue fichado por La Caixa para la dirección general de Criteria en julio de 2007. Su currículo incluye una licenciatura en Ingeniería Industrial por la Universitat Politècnica de Catalunya y se completa con un máster en administración de empresas por el IESE y distintos programas de dirección de empresas tanto en EE UU como en Alemania. De su trayectoria profesional destaca el reciente paso por la dirección general de Gas Natural. Además, fue y fue quien condujo el proceso de internacionalización de la cementera Uniland, en la que trabajó como consejero delegado hasta septiembre de 2006.

Fuera de España ha figurado en puestos de alta dirección de Volkswagen y Johnson Controls, entre otras. Actualmente es miembro de distintos consejos como dominical, incluidos dos gigantes energéticos: Fenosa y Gas Natural.

ABERTIS 18,36 0,00%
CAIXABANK 1,99 -3,00%

El puesto de Reynés en Criteria lo ocupará Gonzalo Gortázar, un nombre de sobra conocido en el mundo financiero. Con 17 años de experiencia en Morgan Stanley, Gortázar atesora especial experiencia en banca internacional y en el campo de fusiones y adquisiciones. El sillón que se le ha reservado en la nueva empresa es el de consejero director general, por debajo de Isidro Fainé y de Juan María Nin. La estrategia de Criteria a lo largo de 2009 pasa por "consolidar su posición en las inversiones bancarias, mantener unos gastos operativos competitivos, reducir el ratio de endeudamiento y conservar una política de dividendos atractiva para el accionista", según la propia compañía.