Los familiares, insatisfechos con la setencia por el Yak-42

El general Navarro ha sido condenado a tres años de cárcel

Los tres años de prisión para el general Vicente Navarro y los 18 meses de cárcel al comandante José Ramírez y al capitán Miguel Sáez por las identificaciones erróneas de 30 de los 62 cadáveres de los militares españoles fallecidos en el accidente del Yak-42, dictados por la Audiencia Nacional, no han sido suficientes para los familiares de los fallecidos que consideran la sentencia "insuficiente", tal y como han explicado Rafael Sencianes, hermano del sargento primero Sencianes y Granada Ripollés, hermana del comandante Ripollés.