Redes sociales

El Vaticano se engancha al Facebook

El Pontificio Consejo de Comunicaciones Sociales del Vaticano pondrá en marcha próximamente, con motivo de la 43 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales que se celebra el 24 de mayo, una aplicación en Facebook que permitirá a los internautas intercambiar postales virtuales y discursos del Papa Benedicto XVI.

Esta iniciativa, que lleva por título 'El Papa se reúne contigo en Facebook', se integra en una nueva página 'web' -www.pope2you.net-, que busca promover en la red "la cultura del diálogo, del respeto y de la amistad", según anunció el presidente del Pontificio Consejo, Claudio Maria Celli. Este portal permitirá además recibir noticias sobre el Vaticano a través de iPhone o iTouch.

Además, y según han informado algunos medios, la Santa Sede colgará en los próximos días un perfil del Romano Pontífice en esta red social. El pasado 24 de enero, la Santa Sede abrió un canal propio en You Tube con el objetivo de ofrecer contenidos audiovisuales sobre el Pontífice.

Precisamente, en su mensaje con motivo de la celebración del próximo 24 de mayo, Benedicto XVI pide a los jóvenes católicos que lleven al mundo digital el testimonio de su fe. Tras de enumerar los "muchos beneficios" que se derivan de las nuevas tecnologías, el Pontífice se dirige a los jóvenes católicos para pedirles que se comprometan "a sembrar en la cultura de este nuevo ambiente comunicativo e informativo los valores" sobre los que se apoya su vida.

"A vosotros, jóvenes, que casi espontáneamente os sentís en sintonía con estos nuevos medios de comunicación, os corresponde de manera particular la tarea de evangelizar este 'continente digital'", asegura. A lo largo del mensaje, el Papa destaca "el extraordinario potencial" que tienen las nuevas tecnologías "cuando se usan para favorecer la comprensión y la solidaridad humana".

Constituyen "un verdadero don para la humanidad", por lo que es necesario que sus ventajas estén "al servicio de todos los seres humanos y de todas las comunidades, sobre todo de los más necesitados y vulnerables", resalta.

De hecho, "sería un grave daño" para el "futuro", si estos nuevos instrumentos de comunicación "no fueran accesibles a quienes ya están social y económicamente marginados, o si contribuyeran tan sólo a acrecentar la distancia que separa a los pobres de las nuevas redes".

En cuanto a los contenidos, apunta que éstos deben "respetar la dignidad y el valor de la persona humana", y emplazó a todos los usuarios a "evitar compartir palabras e imágenes degradantes para el ser humano", y a excluir, por tanto, "lo que alimenta el odio y la intolerancia, envilece la belleza y la intimidad de la sexualidad humana, o lo que explota a los débiles e indefensos".

Peligro de banalizar la amistad

Por otro lado, el Papa también advierte sobre la posible banalización de la amistad a la que puede conducir un determinado uso de las redes sociales. La amistad ha sido siempre considerada como "una de las riquezas más grandes que puede tener el ser humano", resalta.

"Sería una pena que nuestro deseo de establecer y desarrollar las amistades 'on line' fuera en deterioro de nuestra disponibilidad para la familia, los vecinos y quienes encontramos en nuestra realidad cotidiana", subraya.

Es más, "cuando el deseo de conexión virtual se convierte en obsesivo, la consecuencia es que la persona se aísla, interrumpiendo su interacción social real", alerta el Pontífice.