Reunión con Zapatero

Zoellick cree que la parte más dura de la recesión ha pasado

El presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, consideró hoy posible que la parte más dura de la recesión económica haya pasado y que, por tanto, la contracción económica sea menor en el futuro a la experimentada en los últimos meses.

El presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, y el presidente del Gobierno español, José Luis Rodriguez Zapatero
El presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, y el presidente del Gobierno español, José Luis Rodriguez Zapatero

Zoellick se mostró convencido de que la "caída más abrupta" ya se ha registrado y de que los sistemas financieros están empezando a mostrar "cierta recuperación". "Yo no soy optimista ni pesimista, soy un realista podría decirse, y creo que la caída más abrupta ya se ha interrumpido, y que hay buenas posibilidades de que, aunque haya caídas, sean de menor calado", señaló.

Sin embargo, recordó que no basta con centrar la atención en los mercados financieros, y aseguró que si los gobiernos no se fijan en la capacidad del sistema global, la recuperación será "más lenta y más prolongada".

Zoellick evitó valorar la situación concreta de España y se limitó a recordar que la crisis es mundial y que España, igual que otros países, ha sufrido los efectos de la misma.

Por otro lado, resaltó la necesidad de asegurar los recursos necesarios a las regiones más débiles para que la superación de la crisis no sea "buena" sólo para Europa y EE UU, sino también para el mundo en desarrollo.

A su parecer, hay que centrarse en cómo ayudar a los países más pobres porque la colaboración en el desarrollo de estas regiones puede ayudar también al resto de países. "Lo que ocurre en Africa es importante para España, es un mensaje que hay que transmitir", indicó.

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, recibió esta mañana en el Palacio de La Moncloa al presidente del Banco Mundial. Además de hablar sobre la reforma de la estructura de gobernabilidad de las instituciones financieras, en la reunión analizaron el impacto de la crisis en los países en desarrollo y la aplicación de las medidas que se han tomado en el marco de la Cumbre del G-20.

Revisar la representación de los países en los organismos financieros mundiales

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió hoy ante el presidente del Banco Mundial, Robert B. Zoellick, la necesidad de revisar la representación de los países en las instituciones financieras multilaterales, en función de su peso en la economía mundial y teniendo en cuenta sus contribuciones más recientes.

En un comunicado, el Ministerio de la Presidencia recuerda que España defiende la conveniencia de reformar la gobernabilidad de las instituciones financieras internacionales, incluyendo el Banco Mundial, así como de mejorar la transparencia en los procesos de selección de sus dirigentes.

Según indica el comunicado, Zoellick aseguró que España "es un socio muy importante para el Banco Mundial" y subrayó el hecho de que el Gobierno "mantiene su fuerte compromiso y su apoyo a los países más pobres del mundo en desarrollo, a pesar de sus propias dificultades, centrándose con particular atención en mejorar la nutrición, seguridad alimentaria y necesidades agrícolas de aquellos que más lo necesitan".

Zoellick valoró además la oportunidad de explorar nuevas formas de cooperación entre España y el Banco Mundial, que han colaborado especialmente en superar las dificultades de desarrollo y cambio climático a que se enfrentan América Latina y Africa.