Plan de viabilidad

Llanera presenta su propuesta convenio de acreedores

Llanera ha presentado ante el juez que instruye su suspensión de pagos su propuesta de convenio de acreedores y plan de viabilidad. Serán ahora los acreedores quienes, en un junta, deberán aprobar de forma mayoritaria esta propuesta de acuerdo para permitir que la inmobiliaria retome su actividad sin la intervención judicial.

Llanera entró en concurso en octubre de 2007 con un pasivo superior a los 700 millones de euros. Fue la primera gran inmobiliaria española en acogerse a la protección judicial para evitar que los bancos acreedores -en aquel momento, curiosamente el principal era Lehman Brothers- ejecutaran la deuda.

El proceso se ha alargado más de lo previsto por los recursos presentados por algunos acreedores ante la decisión de los administradores judiciales de vender determinados activos de la empresa para cancelar parte del pasivo.

De momento aún no han trascendido las condiciones que propone Llanera para sus acreedores, tales como plazos o quitas.

En un comunicado, Llanera asegura que, durante este proceso de concurso ha seguido las líneas de realismo y ajuste a la situación actual del sector. "Desde la entrada en concurso Llanera junto a la administración concursal ha conseguido reducir drásticamente su endeudamiento y ajustar su modelo operativo a las circunstancias económicas actuales, al tiempo que se han seguido desarrollando proyectos urbanísticos e inmobiliarios.

Los planes de viabilidad se basan principalmente en desarrollos urbanísticos actualmente en marcha, activos en renta y proyectos que se desarrollarán en el medio plazo de viviendas de protección pública y desarrollos terciarios y logísticos. El gran proyecto, del que depende Llanera para su viabilidad es un desarrollo urbanístico en los alrededores de Valencia, conocido como Nou Mil.leni, del que posee el 50% de los derechos de urbanización junto con la empresa pública Instituto Valenciano de la Vivienda.