Banca

Bélgica avala con 22.500 millones al grupo KBC

El Gobierno belga anunció ayer, tras una reunión de urgencia del Consejo de Ministros, la concesión de una garantía de 22.500 millones de euros al grupo de banca y seguros KBC para sanear parte de sus pérdidas y cubrir los riesgos de sus activos tóxicos.

El nuevo plan de salvamento es el tercero desde que la crisis financiera comenzó a afectar a KBC, y fue anunciado mientras se publicaban sus resultados del primer trimestre de 2009, en los que la entidad ha registrado pérdidas por valor de 3.600 millones de euros, debido entre otros aspectos a las provisiones de 4.100 millones de dólares (3.022 millones de euros) en su cartera de deuda.

La garantía estatal constará de varias fases. En primer lugar, KBC tratará de asumir sus pérdidas de 5.700 millones de euros, y si la entidad no puede hacerse cargo de ellas, el Estado contribuirá con una inyección de capital por un máximo de 2.000 millones de euros, según explicó ayer el primer ministro Herman Van Rompuy.

KBC GROEP NV 66,04 0,43%

La siguiente fase, que estará financiada en un 90% por el Estado y en un 10% por el grupo financiero belga, consistirá en una garantía por un valor máximo de 14.900 millones de euros sobre las posibles pérdidas originadas por los activos tóxicos que posee la entidad.

El primer ministro subrayó que "se trata de cantidades importantes", y mostró su convencimiento de que "el Gobierno ha cumplido su misión de encontrar una solución equilibrada a un problema grave".

Pese a sus pérdidas, KBC señaló ayer en un comunicado que durante el primer trimestre de 2009 sus operaciones "han tenido un resultado favorable" en todas sus divisiones.

La bolsa no responde

Las acciones del grupo belga KBC cayeron ayer un 24,92% en la Bolsa de Bruselas a pesar de la garantía de 22.500 millones anunciada por el Gobierno. Los títulos volvieron a cotizar después de que su negociación se suspendiese durante una jornada.